• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Si el Fondo Monetario Internacional (FMI) llegara a Nicaragua en estos días a evaluar la economía del país y no a finales del mes de septiembre, como se espera, se encontraría con una serie de estadísticas económicas desactualizadas, según los economistas y gremios empresariales.

De acuerdo con un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), la actualización del Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) del Banco Central de Nicaragua tiene 116 días de retraso en el sitio web.

El informe del IMAE brinda un panorama del comportamiento de diferentes actividades económicas del país, como el turismo, el comercio, la construcción, el sector agropecuario, entre otras.

La última vez que se publicó ese informe fue el 6 de mayo y era el correspondiente a febrero de este año. El 17 de ese mismo mes, se debía publicar el IMAE de marzo, pero no se hizo.

END

A la fecha, no se ha publicado el IMAE de marzo, abril, mayo y junio. Este último se tenía que actualizar el 16 de agosto pasado.

Según el informe de Funides, otros informes y estadísticas desactualizadas son: el de comercio exterior, que brinda información sobre las exportaciones y las importaciones del país, el cual tiene 113 días de retraso; los datos del empleo formal (afiliados al INSS y gobierno central) con 123 días de desfase y la encuesta trimestral de turismo (269 días tarde).

La misión del FMI

Alfredo César, actual diputado y expresidente del Banco Central, explicó que Nicaragua actualmente no tiene un programa económico con el FMI, pero a finales de este mes enviará una misión en base al artículo cuarto del Convenio de Constitución de este organismo, que establece la obligación de todos sus países miembros a permitir que llegue una misión anual para evaluar la economía nacional en términos generales.

“Ellos revisan siempre todas las variables importantes, como el tema fiscal, porque un déficit fiscal muy grande es un peligro para la inflación. Revisan la situación de las reservas internacionales y el balance comercial (exportaciones versus importaciones). Asimismo, revisan la situación del sistema financiero. Revisan otros temas que están alrededor de la economía, como el consumo privado, el crédito bancario. Ven otras variables, como cuál es la posición del sector privado y el clima de negocios en el país”, explicó el expresidente del BCN.

Ese análisis le permitiría al FMI establecer una nueva proyección del crecimiento de la economía del país y brindar algunas recomendaciones. A la fecha, el organismo considera que Nicaragua experimentará una contracción de 5% en el 2019.

Según César, en Nicaragua el Fondo Monetario también se fija mucho en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), “que tiene varios años consecutivos de estar con problemas serios”.

El informe del IMAE brinda un panorama del comportamiento de diferentes actividades económicas del país. Archivo/END

Este miércoles, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, comentó que a finales de septiembre llegará la misión del FMI, y que para esa fecha el Gobierno debería actualizar alguna de esa información, para que el organismo pueda hacer su trabajo.

“A pesar del ‘embargo de la información oficial’ que el Gobierno mantiene a través de las diferentes instituciones, pues no actualiza los informes sobre la situación de los indicadores económicos, que están en la obligación de presentar, esperamos que lo haga para la visita del FMI”, dijo Aguerri.

El economista Mario Arana, también expresidente del Banco Central, dijo que “si es el caso de que el FMI ya viene al país, es vital que tengan acceso a toda la información que hoy desconocemos y que en el pasado ha sido pública”.

Arana enfatizó que el país necesita claridad en el sentido económico y que a las recomendaciones que dé el Fondo Monetario, el Gobierno les haga caso.

“El IMAE está atrasadísimo. La última información que tenemos es de febrero, y se trata de un indicador de la actividad productiva mensual”, ejemplificó el economista.

La última vez que se publicó ese informe fue el 6 de mayo y era el correspondiente a febrero de este año. Archivo/END

“La misión (del FMI) tiene que contar con todos los datos. La misión no puede venir a hacer magia. Tiene que basar sus proyecciones y recomendaciones en cifras”, aseveró César.

Rescate

César manifestó que si Nicaragua tuviera una relación normal con el FMI, podría solicitar un acuerdo de asistencia conocido como “stand by”, con el que podría optar a unos US$880 millones para reforzar las reservas internacionales. Sin embargo, César señaló que, debido a la Nica Act de EE: UU., el FMI no podría aprobar eso a este país.

El economista Arana también indicó que “Nicaragua requiere de un plan de rescate”, pero agregó que a eso solo llegará “después de un acuerdo político”.