• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En lo que va del año, la tarifa de energía eléctrica, establecida en la cesta de productos básicos de Nicaragua, ha sufrido un incremento de más de 13%.

Entre julio y septiembre de este año el precio de la energía eléctrica sufrió un incremento de al menos 4.1%, según el experto en temas energéticos de la empresa Multiconsult, Larry Sotelo.

Debido a que el Banco Central de Nicaragua (BCN) no ha informado desde agosto sobre el precio de la energía, Sotelo hace los cálculos en base a las estadísticas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Los usuarios con un consumo de energía de 100 kilovatios/hora al mes tuvieron que pagar C$328.12 en septiembre.

El  incrementos han “afectado a todos los sectores económicos. Archivo/END

En junio último, el precio de los 100 kilovatios/hora mensual fue de C$314.98, pero en julio subió a C$319.31, afirmó.

En julio, el precio de 100 kilovatios/hora al mes, establecido en la canasta básica nicaragüense, subió 1.37%, según el BCN.

El BCN incluye el costo de la energía en las estadísticas de la canasta básica del país, pero no ha actualizado los precios de los 53 productos de la canasta básica de agosto y septiembre, y Sotelo considera que en estos meses la energía eléctrica sufrió aumentos de 1.37% y 1.36%, respectivamente.

Injustificados

En enero, respecto a diciembre de 2018, se dio el alza más fuerte. Según el Banco Central, en ese mes el precio subió 3.46%.

En junio pasado, el Gobierno publicó una resolución en la que se anunciaba un nuevo incremento de 1.4% Archivo/END

El consultor Sotelo considera normal que la energía suba mensualmente alrededor de 0.4%, porque se le aplica el deslizamiento de la moneda, pero en febrero pasado, según el BCN, el incremento fue de 0.37%.

En la página web del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) “no ha habido ninguna resolución que justifique esos incrementos” de los últimos meses, por lo que es un encarecimiento injustificado, dice Sotelo.

En junio pasado, el Gobierno publicó una resolución en la que se anunciaba un nuevo incremento de 1.4%, pero las estadísticas refieren que en todos los meses del año (excepto febrero) ha habido otros aumentos. Además, según el especialista, el Gobierno no dio mayores explicaciones en esa resolución sobre ese incremento de 1.4% a partir de junio.

“En la resolución, ellos escribieron que analizaron los precios de la energía, pero no dan mayores explicaciones. No es una justificación con fundamentación. No dicen si están comprando más caro o más barato y deberían de informar qué es exactamente lo que está sucediendo, por qué están aplicando este incremento”, dijo el especialista.

El BCN incluye el costo de la energía en las estadísticas de la canasta básica del país. Archivo/END

Larry Sotelo dijo que esos incrementos han “afectado a todos los sectores económicos por igual: industrial, comercio, residencial (con o sin subsidio), entre otros”.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) señala en su Informe de Coyuntura de julio pasado que “en el contexto de recesión económica del país”, los aumentos en la energía eléctrica “impactan negativamente en la economía nicaragüense, ya que se traducen en un mayor gasto en los hogares, mayores costos operativos de las empresas, incremento en los precios al consumidor y disminución en el consumo de la energía eléctrica”.

Esto también se convierte en una reducción futura de la demanda de energía eléctrica, según el centro de pensamiento.