•  |
  •  |
  • END

Lograr una aprobación del Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI),
en reunión que presumiblemente se realizará a finales de julio, permitirá a Nicaragua alcanzar 35 millones de dólares, que la institución multilateral otorgará al país para ayudarle a salir a flote a las finanzas del país.

En ese sentido, el presidente del Banco Central, Antenor Rosales, dijo que una misión del FMI llegará dentro de tres semanas al país para evaluar con el gabinete económico del gobierno, la aplicación y cumplimiento de una serie de medidas en el marco del programa trianual que fue firmado en 2007 con la actual administración gubernamental.

Rosales la semana pasada estuvo en Washington, en la sede del FMI para discutir con funcionarios del organismo sobre el cumplimiento del programa económico por parte de Nicaragua y sobre el apoyo que la institución dará al país para estabilizar su economía sumamente afectada por la crisis internacional y por decisiones poco correctas realizadas a lo interno por el gobierno.

El virtud del cumplimiento de lo firmado en el programa trianual, Nicaragua recibiría alrededor de 111 millones de dólares, de los cuales el FMI ya desembolsó 47.4 millones, pero el gobierno tiene las esperanzas de recibir otros 35 para los próximos meses.

Si el gobierno logra recibir los 35 millones de dólares aportados por el FMI, eso abriría las puertas para que el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo abran también las puertas al país para 52.7 millones de dólares durante el 2009, lo que facilitaría la tarea de la dirección económica al presente gobierno de Nicaragua.

Sin embargo aún le queda al gobierno una serie de medidas que debe cumplir para fortalecer la posición de las finanzas de la nación, lograr estabilidad macroeconómica y reducir el déficit fiscal.

El funcionario recordó que en el Fondo Monetario Internacional salen de vacaciones de verano para agosto y que por lo tanto, al país le urge la aprobación del cumplimiento del programa económico antes que eso suceda y por lo tanto a finales de julio llegará nuevamente una misión del organismo a Nicaragua.

Compromisos en Julio

Rosales sostiene que para finales de julio, Nicaragua tiene que tener cumplidos varios compromisos, entre los cuales se encuentran una reforma al presupuesto, una ley que disminuya las exoneraciones no productivas, además de fortalecer la situación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

Estas tres acciones serán sometidas a la Asamblea Nacional próximamente para que puedan estar cumplidas antes de que finalice julio y que al estudiar el informe de las revisiones dos y tres del programa económico de Nicaragua, el directorio del FMI pueda dar su aprobación al cumplimiento de los compromisos adquiridos por el país.

El directorio del FMI tiene que analizar además la carta de intenciones y el memorámdum técnico de entendimiento de la nación, que son los compromisos económicos a asumir y que el gobierno tendrá que cumplir hasta el 2010.

Rosales destacó que con el FMI se logró determinar cuál será el déficit fiscal para el año 2009 y 2010, además la acumulación de reservas para el 2010, que va a pasar con los recursos que podamos obtener en el 2010 en el caso que llegaran fondos que no estuvieran en la planificación presupuestaria, por ejemplo “de la cooperación de alguien que no había venido”.

Dijo que se acordó trabajar también la reforma presupuestaria del 2009, así como que antes de ir a directorio se tendría que haber realizado la eliminación de las exoneraciones no productivas, antes de ir a directorio y eliminar una de las dos indexaciones de las pensiones y aprobar una reforma a la ley que rige el Banco Central de Nicaragua.

Rosales dice que el plazo de que a finales de julio se someta al directorio del fondo el informe de la misión técnica del Fondo, se requiere además solicitar una dispensa por haber cumplido requerimientos, pero fuera de tiempo, en la carta de intenciones.