• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El banco central de Estados Unidos anunció este miércoles una modesta disminución de las tasas de interés, la segunda en dos meses, citando “incertidumbres” que pesan sobre la economía y el comercio mundial.

Las tasas tienen ahora un rango de 1.75% a 2%, tras una reducción de un cuarto de punto porcentual o 25 puntos base.

La Fed describió un escenario moderado de la economía estadounidense, citando el dinamismo del mercado de empleo.

Aunque subrayó el “fuerte ritmo” de aumento de los gastos de los consumidores tomó registro que “las inversiones de empresas y las exportaciones se debilitaron”. “Las incertidumbres sobre las perspectivas persisten”, dijo el ente que cerró este miércoles su reunión de política monetaria.

En una conferencia de prensa posterior, su presidente, Jerome Powell, reveló además “dos fuentes de incertidumbre: la desaceleración del crecimiento en el extranjero y la evolución de la política comercial”.

Y evocó dificultades para contraatacar las consecuencias de la imposición de aranceles recíprocos entre China y Estados Unidos.

El presidente Donald Trump, que reclama tasas nulas o incluso negativas que ayuden a bajar el dólar y relanzar las exportaciones, inmediatamente arremetió contra el jefe de la Fed.

“Jay Powell y la Reserva Federal fracasan de nuevo”, lanzó Trump en Twitter. “No hay ‘agallas’, no hay sentido, no hay visión. Un comunicador terrible”, añadió.

Las tasas federales de Estados Unidos están muy por encima de la eurozona y Japón, de cero e incluso negativas, por lo que Trump pide constantemente ese mismo nivel para que el dólar y las exportaciones sigan siendo competitivas. Pero, Powell subrayó que la Fed no es propensa a recurrir a tasas negativas en caso de recesión.

“No pienso que preveamos usar tasas negativas. No pienso que eso esté en el tope de nuestra lista”, declaró, al tiempo que resaltó que la Fed estaba preparada para actuar en forma “agresiva, si es necesario”.

No más reducción

Hacia el futuro, el promedio de las proyecciones de los miembros de la Fed indica que el ente monetario no tiene por el momento intenciones de ir más allá en la reducción de tasas, ni a finales de 2019 ni el año próximo, al tiempo que prevé un crecimiento de 2% en 2020 y una inflación de 1.9%, a tono con su objetivo.

Pero esas proyecciones individuales, aunque dan una idea general a los mercados, no presagian exactamente la decisión del Comité Monetario, porque no todos los participantes de las proyecciones son miembros con voto.

El banco central de Estados Unidos anunció este miércoles una modesta disminución de las tasas de interés. Archivo/END

Poco dado a comprometerse hacia el futuro, Powell repitió que la dirección de la política monetaria no “estaba trazada de antemano” y que la visión de la Fed “evolucionará con nueva información”.

La posición del rector de la Reserva Federal luce complicada por las divisiones en el seno del Comité Monetario: un miembro deseaba una reducción más fuerte, mientras que otros dos se opusieron a cualquier reducción.

Es la oposición más fuerte que ha encontrado Powell desde su llegada a la cabeza de la Fed, a inicios de 2018. Interrogado al respecto, Powell simplemente juzgó las divergencias de “sanas”. El miércoles, el ente también revisó al alza su previsión de crecimiento de Estados Unidos para 2019, de 2.1% a 2.2%.

El ligero aumento de la inflación en agosto, según el índice del IPC, no empujaron por ahora al ente a cambiar de opinión sobre la trayectoria de los precios, que se mantiene “por debajo de 2%”.

Powell también minimizó la preocupación sobre una crisis de liquidez en los mercados monetarios esta semana, al afirmar que las recientes intervenciones de urgencia de su institución en el mercado de los préstamos a corto plazo no tenían incidencia ni en la economía ni sobre la política monetaria.

Ante una reducción de liquidez en días recientes en este crucial mercado donde bancos y empresas piden diariamente préstamos, la rama neoyorquina de la Fed intervino de urgencia inyectando US$128,000 millones para mantener el control sobre las tasas. Inyectará otros US$75,000 millones en el mercado el jueves.

“Jay Powell y la Reserva Federal fracasan de nuevo”, lanzó Trump en Twitter. “No hay ‘agallas’, no hay sentido, no hay visión. Un comunicador terrible”, añadió.Archivo/END

“Aunque esos problemas sean importantes para el funcionamiento del mercado y sus participantes, no tienen ninguna implicación para la economía o la política monetaria”, dijo Powell.

La Reserva Federal tiene “las herramientas necesarias para hacer frente a las tensiones”, dijo. “No dudaremos en utilizarlas”.