Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Después del 20 de julio los productores podrán tener suficiente información para poder tomar sus decisiones de siembra a lo largo del territorio nacional, sin embargo todo indica que la precaución debe estar presente, tomando en cuenta los indicios que revelan la posibilidad de que se presente el fenómeno de El Niño, con sus secuelas de sequía a lo largo de partes importantes del territorio nacional.

El aviso lo realiza Manuel Álvarez, Presidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios (Upanic), quien destaca que las autoridades meteorológicas de Nicaragua ya han comenzado a poner en alertas a la dirigencia de las organizaciones productoras, lo que sin embargo no indica que el fenómeno se presentará, o cómo se presentará.

De acuerdo con el dirigente agropecuario, los estudios de meteorología revelan que la temperatura del Océano Pacífico se ha venido calentando y que si el calor de las aguas continúa aumentando, después del 20 de julio tras una reunión de las autoridades meteorológicas centroamericanas con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, podrán decir si se va a establecer un fenómeno de El Niño o no.

El nombre científico del fenómeno es Oscilación del Sur El Niño, por sus siglas en inglés). Es un fenómeno con más de once milenios de historia climática y en Nicaragua se ha presentado en diversas ocasiones desde la década de los 70 hasta la fecha.

Los estudiosos aún no han determinado si se presentará en el país, El Niño, pero el calentamiento de las aguas del Océano Pacífico, entre Australia y América Central, da indicios de la proximidad de uno de estos fenómenos que han azotado varias veces a Nicaragua en las últimas décadas.

En ese sentido, el dirigente agropecuario, Manuel Álvarez, dijo que las autoridades centroamericanas de meteorología se reunirán en julio próximo en Managua, tras de lo cual darán a conocer una evaluación del comportamiento de las temperaturas de las aguas del Pacífico, las que si siguen calentándose, revelarán la presencial del fenómeno en aguas centroamericanas.

¿Se presentará déficit de lluvias?

El principal efecto meteorológico del fenómeno El Niño en Nicaragua, se manifiesta en la exagerada disminución de la disponibilidad de humedad atmosférica sobre las distintas regiones geográficas del territorio; las cuales son afectadas por significativos déficits de precipitación que ocurren a lo largo del territorio nacional.

Según estudios meteorológicos, al presentarse un fenómeno de El Niño, lo que normalmente ocurre es que hay precipitaciones en mayo, y luego se tornan esporádicas en los dos meses siguientes, dado que se encuentran con el período canicular, que a veces se prolonga, extendiéndose hasta inicios del mes de septiembre, luego el invierno se estabiliza, pero en ocasiones se retira antes de terminar el mes de octubre.