Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El precio del cacao nicaragüense de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), por su calidad, superará con creces al precio promedio por tonelada en el que se vende este producto en el mercado de Nueva York, destacó el doctor Gerardo Escudero, representante del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA).

Escudero destacó que los cacaoteros podrían recibir tres mil 250 dólares por tonelada de cacao, si la semilla seca, pasa previamente por control de calidad de la empresa chocolatera alemana Ritter Sport, la cual desde hace una década viene apoyando a campesinos productores de cacao en zonas del atlántico del país.

Esta cifra supera en 710 dólares al máximo precio de futuro para la entrega en julio en el mercado de Nueva York.

El representante del IICA afirmó que con la clasificación de las mazorcas y el fermentado del grano de cacao, los productores cierran un ciclo de mejoramiento del cultivo que comenzó en el campo y concluye en una alianza comercial con la Ritter Sport.

Los mayormente beneficiados con esta relación son tres cooperativas de pequeños productores de la Región Autónoma del Atlántico Sur de Nicaragua (RAAS), que venderán, por primera vez, 1.5 toneladas de cacao a la industria alemana de chocolates Ritter Sport.

La venta que harán las cooperativas Comport, Compromub y Coopapromudef, se realizará oficialmente en un evento programado para el próximo lunes en Muelle de los Bueyes, 200 kilómetros al este de Managua.

Comercio justo

El Representante del IICA, doctor Escudero, consideró esta primera transacción como parte de una ejemplar relación de comercio justo, y destacó que este resultado corona el esfuerzo de los agricultores y de la cooperación técnica que el Instituto compartió con ellos por casi cuatro años, a través del Proyecto Orgánico IICA/Austria.

El más reciente apoyo técnico lo dio el IICA junto con la empresa Ritter Sport en los primeros días de este mes de junio, cuando capacitaron a 50 líderes de las cooperativas productoras de cacao de la RAAS, en los procesos de clasificación de las mazorcas de cacao en campo.

La clasificación de mazorcas en campo, siguiendo los parámetros de variedad, tamaño y madurez, es considerada vital para que durante el proceso de fermentación se pueda obtener el aroma, el sabor y la textura que caracterizan al cacao fino.

Con la clasificación de las mazorcas y el fermentado del grano de cacao, los productores cierran un ciclo de mejoramiento del cultivo que comenzó en el campo y concluye en una alianza comercial con la empresa alemana Ritter Sport.

Las cooperativas se agrupan en 348 familias de pequeños productores, este año esperan vender 28 toneladas de cacao en transición y cacao orgánico a Ritter Sport, a precios que superan en casi un tercio, los que se pagan en los principales mercados internacionales.

El especialista del IICA, Ing. Cristian Martínez, dijo que la clasificación de las mazorcas no es una práctica común entre los cacaoteros nicaragüenses, y advirtió que “el riesgo de perder calidad por no hacer este proceso es muy grande, debido a que en estas pequeñas fincas predomina la diversidad varietal de materiales trinitarios y otros acriollados”.