Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El decisivo deterioro de las economías avanzadas, principalmente en Estados Unidos, ha sido mucho más severo y prolongado de lo previsto por las principales autoridades económicas del mundo, situación que preocupa intensamente al Consejo Monetario Centroamericano, por el impacto recesivo que está teniendo en las economías centroamericanas.

El Consejo Monetario Centroamericano, integrado por los presidentes de los Bancos Centrales de Centroamérica y el Gobernador del Banco Central de la República Dominicana, se reunió recientemente en Alotenango, Guatemala, como parte del análisis permanente que realiza de las economías de cada uno de las naciones del área.

En la cita, los presidentes de los Bancos Centrales discutieron sobre los impactos de la crisis económica y financiera internacional en la región, así como las medidas de política económica que los países están implementando.

Los funcionarios manifestaron su preocupación por el impacto en la desaceleración de la actividad económica de la región, en las exportaciones, la inversión extranjera directa, el turismo y las remesas familiares. En consecuencia, se estima que en 2009 el crecimiento económico regional será moderado.

Sin embargo, los presidentes de los bancos centrales regionales, resaltaron lo que consideraron como fortaleza macroeconómica de la región y subrayaron la necesidad de que los países continúen aplicando medidas de política económica que aminoren el impacto negativo de la crisis en el empleo y el crecimiento económico regional, sosteniendo el equilibrio macroeconómico.

El Consejo resaltó la importancia de que las distintas áreas de política económica, especialmente en materia monetaria y fiscal, mantengan una estrecha coordinación.

Bajo ritmo inflacionario

Los presidentes manifestaron que derivado de los menores precios internacionales de las principales materias primas de importación, así como de las medidas de política monetaria aplicadas, el ritmo inflacionario regional se ha desacelerado hasta alcanzar 3.9 por ciento en mayo de 2009, lo que contrasta favorablemente con el registrado un año antes del 11.6 por ciento.

De acuerdo con el organismo, las medidas adoptadas por los bancos centrales para preservar la estabilidad macroeconómica y la solidez del sistema financiero, son de vital importancia, al igual que destacó la búsqueda de la normalización de los flujos de recursos externos de la banca corresponsal.

Señala el organismo que son importantes la caída en la demanda de crédito y la gestión de líneas de crédito contingentes con organismos financieros regionales e internacionales para disponer de las divisas necesarias en caso que surgieran problemas de balanza de pagos.

Además el Consejo conoció los avances del Sistema de Interconexión de Pagos, el cual fortalecerá la integración regional, estimulará el comercio de bienes y servicios y proporcionará una herramienta que facilitará la expansión de labores de tesorería corporativa centralizada y las transacciones de valores que se dan a nivel regional.