•  |
  •  |
  • END

A partir de junio, la recaudación de los ingresos fiscales comenzó a caer, especialmente en torno a los impuestos indirectos, relacionados incluso con los que castigan la importación de artículos y los de consumo, destaca una investigación realizada por el economista Adolfo Acevedo.

De acuerdo con el análisis realizado por Acevedo, la recaudación de impuestos dio realmente un salto entre mayo y junio. En mayo la recaudación de impuestos era positiva, de un 1.23 por ciento respecto del mismo mes, pero en el año 2008.

En junio recién pasado, al realizar una comparación interanual, la recolección de impuestos a nivel nacional retrocedió a -0.01, en relación a junio del 2008, lo que representa un problema para la balanza fiscal del país, en contexto de una situación recesiva de la economía nacional y mundial.

Al hacer el análisis de la estructura impositiva del país, el economista Adolfo Acevedo destaca que el Impuesto sobre la Renta, el principal gravamen directo del sistema tributario nicaragüense revela, al contrario de los indirectos, un crecimiento interanual a junio del 14.98 por ciento.

Por su lado, los impuestos indirectos muestran una caída en su recaudación de 7.65 por ciento en comparación a Junio de 2008. En relación a lo planteado, el impuesto sobre el valor agregado (IVA) muestra una caída de 4.28 por ciento en relación con junio de 2008.

Una desagregación de este impuesto, destaca que las recaudaciones domésticas sobre el IVA, muestran un crecimiento del 17.42 por ciento, mientras el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) recaudado sobre las Importaciones - que representa el mayor componente del IVA - muestra una caída del 16.91%.

Impuestos indirectos con mayor caída

Por otra parte, a nivel global el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) tuvo una caída del 11.52 por ciento, en relación con junio de 2008. La contribución de este sector, que castiga a los rones, aguardientes, gaseosas, cervezas y cigarillos, revela que fue menor que la otorgada a junio del 2008, mostrando una caída de 4.34 por ciento.

Por otra parte el petróleo y sus derivados, también castigados por el ISC, también vio disminuir la recaudación en un 5.09 por ciento, en tanto que el selectivo al consumo que se impone sobre las importaciones, muestran una baja del 32.8 por ciento.

Entre tanto los Derechos Arancelarios a la Importación (DAI) también evidencian una caída del 22.3 por ciento, por lo cual resulta evidente, al analizar globalmente que los impuestos que recaen sobre las importaciones, registran las mayores caídas.

Baja de precio afectó recaudación

Esto se refleja en el hecho de que el valor de las importaciones es la variable que ha mostrado la mayor sensibilidad frente a la crisis, expresa Acevedo, señalando que esto se produce porque el valor de las importaciones cayó fundamentalmente por la reducción de los precios internacionales.

Según Acevedo, lo anterior implicaría que, en gran parte, la caída en la recaudación de los impuestos que afectan las importaciones obedecería a la baja en el precio de las importaciones, más que en su volumen.

En contraste, los impuestos sobre los ingresos (renta) y sobre el valor agregado sobre las enajenaciones domésticas, muestran cada uno un crecimiento de 14.98% y 17.42% respectivamente.

Es interesante también destacar que la recaudación de impuestos que usualmente se consideran altamente inelásticos, como los recaudados sobre los rones, cervezas, gaseosas y derivados del petróleo, muestran caídas, es decir han mostrado elasticidad o sensibilidad ante la crisis.