Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció ayer la suspensión hasta 2011 del cobro de intereses hasta finales de 2011 a los países más pobres que tienen débitos con el organismo multilateral, acción que beneficiaría a Nicaragua con unos 500 mil dólares que dejaría de enterar en pagos durante el período mencionado.

Al respecto, el economista Mario Arana, Presidente de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), recordó que Nicaragua tenía, al finalizar el primer trimestre del presente año, una deuda de 108 millones de dólares con el FMI, cuyas condiciones de amortización son normalmente de 10 años, con cinco y medio años de gracia, con una tasa de interés del medio por ciento.

De acuerdo con Arana, si se asume que se está sirviendo esa deuda (pagando) y nos están suspendiendo el pago de interés por los 108 millones de dólares hasta 2011, entonces se dejaría de pagar medio millón de dólares en este período señalado por el FMI.

Recordó Arana que en 2004 la deuda con FMI era de 250 millones de dólares, en 2005 bajó a 200 millones y en 2006 se redujo hasta 62 millones de dólares, tras una condonación hecha por el organismo, pero posteriormente se dieron desembolsos realizados entre 2007 y 2008, hasta alcanzar actualmente unos 107 a 108 millones de dólares en débitos con el organismo mundial.

Sin embargo, Arana afirma que más importante que el ahorro que se pueda tener con la suspensión temporal de los pagos de intereses, como alivio, hasta fines de 2011, es que se pueda aprobar la revisión del acuerdo con el FMI, para poder alcanzar los desembolsos de 35 millones de dólares comprometidos, a los que se añaden otros 30 millones que se facilitarían como apoyo presupuestario.

En ese sentido añadió que lo que está en juego son unos 60 millones de dólares con el FMI, la mitad de ellos como parte de los multimillonarios recursos, unos 750 mil millones de dólares que el G-20, o sean los 20 países más industrializados del planeta, le autorizaron al organismo para enfrentar la situación de crisis económica mundial.

De todos los recursos del FMI, las naciones en situación de mayor pobreza en el mundo recibirían, recuerda Arana, unos 18 mil millones de dólares, entre ellos Nicaragua, como país miembro del Fondo y de bajos ingresos.

Beneficiados

Una información que desde Washington consigna la Agencia de Prensa Francesa, califica al suspensión hasta fines de 2011 del cobro de intereses a los países pobres como “un incremento sin precedentes” de la ayuda que les dará el organismo multilateral, la que alcanzaría 17,000 millones de dólares hacia 2014.

Los nuevos préstamos destinados a esos países podrían alcanzar 17,000 millones de dólares de aquí a 2014, de los cuales 8,000 millones, en los próximos dos años. “Es una expansión sin precedentes del apoyo del FMI a los países más pobres, en África subsahariana y en el mundo entero”, declaró el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

Unos 80 países son potenciales beneficiarios de esta decisión al no tener que pagar intereses anuales cercanos a 0.5% anual para créditos en curso y de menos de 0.25% por los que se aprestan a ser acordados.

El director de estrategia del FMI, Reza Moghadam, precisó que el Fondo prestó en promedio unos 1,000 millones de dólares al año, a los países más pobres del planeta entre 2006 y 2008 y 3,000 millones desde principios de año.

Los recursos saldrán principalmente de la venta de unas 403.3 toneladas de oro del FMI, un octavo de sus haberes. Las ventas comenzarán tras ser aprobadas por el consejo de administración del Fondo, probablemente en octubre, y se extenderán por “dos-tres años.

Otros recursos saldrán de acuerdos bilaterales de préstamo con Estados miembros que contribuyan al financiamiento del FMI, como el aporte de tres mil millones de dólares al organismo anunciados el martes por Japón, Canadá y Noruega.