•  |
  •  |
  • END

La industria azucarera de Nicaragua, la segunda de la región centroamericana, está programando para los próximos dos años un salto importante en la producción, buscando pasar de 11 millones 450 mil quintales del grano dulce, producidos en el 2008, a unos 14 millones de quintales en el 2011.

La información fue dada a EL NUEVO DIARIO por Mario Amador, Gerente General de la Comisión Nacional de la Industria Azucarera (CNPA), quien afirmó que si no se presentan problemas climatológicos que afecten la producción se podrá alcanzar la meta proyectada para el 2011 y este año se debería estar alcanzando una cifra por encima de los 12 millones de quintales.

Indudablemente estamos preparados para llegar a 14 millones de quintales en los próximos dos años, sin embargo seguiremos detrás de Guatemala, que es el primer productor de azúcar en América Central.

Guatemala produce actualmente más de cuatro veces lo que saca Nicaragua anualmente, “debido a que tiene también cuatro veces más área que nosotros”, explica Amador, quien a la vez señala que sin embargo la industria nicaragüense tiene actualmente los mayores rendimientos productos del Istmo centroamericano.

Según Amador, el crecimiento en la producción azucarera está determinando en gran medida por los precios actuales del azúcar, que se han elevado fuertemente en los días pasados hasta alcanzar un precio de 23.28 dólares por kilo para la posición de septiembre en el contrato 14.


Cero producción
de etanol
De acuerdo con el crecimiento del precio del azúcar en el mercado internacional, especialmente en la Bolsa de Nueva York , es más rentable que producir etanol, por lo tanto, la industria azucarera de Nicaragua no tiene previsto producir el combustible este año.

El año pasado, el Ingenio San Antonio, la firma que está produciendo etanol hasta el momento, produjo 450 mil litros diarios en tiempo de zafra, pero este año no se producirá de este tipo de alcohol que es usado como carburante.

Amador señaló que el hecho que no se produzca etanol no afecta del todo a la empresa dado que tiene una fábrica flexible que se puede adaptar a las distintas necesidades, dependiendo de lo que más le convenga, producir el alcohol o azúcar.

Por otra parte, manifestó que continuarán usando el bagazo como subproducto de la fabricación industrial del azúcar para producir energía eléctrica, en tanto que los lodos resultantes se continuarán usando como abono en los sembradíos de caña.

De acuerdo con los cálculos estimados por la industria, este año la exportación de azúcar debería genera alrededor de 110 millones de dólares, lo que revela un crecimiento importante en la generación de divisas, tomando en cuenta que en el 2008 sólo produjo aproximadamente 60 millones de dólares, debido a problemas de orden climatológico que afectaron a este rubro.

“Los rendimientos de fábrica este año son superiores a los históricos, alcanzando 235 libras de azúcar por tonelada de caña, cuando hace 15 años sacábamos 180 libras por tonelada”, explicó Amador, quien a la par afirmó que este año el área sembrada es de unas 75 mil manzanas de caña.