•  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK (AFP)
Los precios del petróleo subieron con claridad este viernes en Nueva York, con el barril ganando 2.51 dólares a 69.45 dólares, impulsado por indicadores mejores que lo esperado en Estados Unidos, una alentadora evolución de la demanda y el debilitamiento de la moneda estadounidense.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” (denominación del West Texas Intermediate en Estados Unidos) para entrega en septiembre cerró a 69.45 dólares tras un avance de 2.51 dólares respecto de su cierre del jueves.

En Londres, el precio de barril de Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre cerró a 71.70 dólares (ganancia de 1.59). La cotización se acerca así a los 70 dólares.

“El mercado ha estado impresionante”, dijo Phil Flynn, de PFG Best Research. La sesión fue volátil, con el precio evolucionando en una banda de 5 dólares.

Los operadores reaccionaron negativamente al inicio de la sesión ante las cifras del PIB de Estados Unidos, el primer consumidor del oro negro. El mismo se contrajo 1.0% en el segundo trimestre a ritmo anual. La cifra fue mejor que lo previsto, pero la caída fue más pronunciada en el trimestre anterior tras la revisión de los números.

Pero el mercado eligió centrarse en el lado positivo de las cifras y para ello se volcó sobre el otro indicador del día: la actividad industrial en la región de Chicago (norte), que tuvo un alza más pronunciada que la prevista, explicó Flynn.

Como consecuencia de las estadísticas económicas “el dólar fue masacrado”, agregó. Tal movimiento hace que las materias primas cotizadas en la divisa estadounidense sean atractivas para los poseedores de otras monedas.

Y con los inversores cada vez más optimistas por una mejora de la economía y un aumento del consumo, la situación actual de la demanda y los amplios stocks de crudo y derivados pasaron a un segundo plano.