•  |
  •  |
  • END

El comercio con Honduras continúa abierto, pese a la crisis constitucional en que está sumergida esa nación, sin embargo esto provocó una contracción del 40 por ciento de las exportaciones internacionales por medio del territorio de ese país, declaró el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano.

“Las aduanas están abiertas para exportar e importar a Honduras y a terceros países. Lo que pasa es que el comercio se ha visto contraído por los acontecimientos. Cuando los presidentes del SICA establecieron el cierre de fronteras por 48 horas, eso provocó pérdidas de 2.4 millones de dólares para el país”, dijo el ministro del Mific.

Agregó que sin embargo el “toque de queda” en Honduras, y los tranques en las fronteras están afectando a los comerciantes de productos perecederos. Indicó que los camiones no pueden viajar por la madrugada, pues tienen que esperar a las seis de la mañana, hora en que se levante el toque de queda en el país catracho.

Déficit en exportación

Solórzano también se refirió a las exportaciones, las que dijo han disminuido en comparación con el año pasado. Al respecto, el Centro de Trámites para las Exportaciones considera que la baja en las ventas hacia el exterior se encuentra en un rango que va de un ocho y 10 por ciento hasta la fecha. Los productos que se han visto afectados son el café oro, maní, frijoles y los productos lácteos.

En cambio la carne bovina, oro en bruto, el queso, el camarón cultivado, el café procesado y el tabaco en rama han tenido buena acogida en los mercados internacionales.

Indicó que en algunos casos aumentó el kilo de las exportaciones, pero bajó el valor del producto en el mercado. La buena noticia para el país, es que la disminución de las exportaciones al mes de enero era de nueve por ciento, pero al mes de julio correspondió al cuatro por ciento, afirmó el ministro del Mific.

Acuerdos con UE hasta septiembre

En temas relacionados, el ministro de Fomento, Orlando Solórzano se refirió al Acuerdo de Asociación con la Unión Europea y los países Centroamericanos, y dijo que los negociadores se reunirán hasta septiembre, debido a la crisis en Honduras.

Esta pausa permitirá a Nicaragua prepararse mejor, a través de consulta a los productores y distintos sectores comerciales, dijo Solórzano. Comentó que los países de la región están planteando el acceso a mercado de algunos productos de importancia, como son el azúcar, la carne, y algunos granos. Sin embargo, expresó el funcionario, todavía hay problemas que se deben resolver, pero que no son de pesos y centavos sino de conceptos.

“Debemos definir cuál es concepto de parte, y eso lo debemos aclarar con la Unión Europea, pero antes como región. Además tenemos que coordinar bien las responsabilidades entre los países firmantes del acuerdo”, dijo el ministro de Fomento.

En el caso de las Pequeñas y Medianas Empresas se planteó a la Unión Europea, que independientemente del producto y la forma de producción, sean beneficiadas con un acceso a mercado más libre.

“Que se pueda exportar sillas, hamacas, artesanías, o cualquier producto con un acceso preferencial. Los europeos están de acuerdo con eso, pero debe quedar establecido en la firma”, expresó Solórzano.

Otro de los puntos que se deben analizar son las exportaciones de las empresas que están sujetas a regulaciones especiales, tal es el caso de las Zonas Francas, pero la Unión Europea lo continúa analizando, dijo el titular del Mific