•  |
  •  |
  • END

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) mantendrá como principio en las negociaciones de la concertación tributaria que realizará con el gobierno, que la producción de Nicaragua debe mantenerse competitiva, es decir que ninguna medida haga encarecer los costos de producción y de operación, y que tampoco afecte aún más el nivel de vida de la población empleada en el país.

El planteamiento lo realizó José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, quien recordó que la dirigencia del organismo se ha estado reuniendo con los directivos de las cámaras que componen el organismo empresarial, y con sus asesores para discutir las propuestas que llevarán a la discusión con el gobierno.

“Tenemos que asegurar que se mantengan los niveles de competitividad que ya están siendo afectados, pero al final de cuentas, nuestra responsabilidad va a ser asegurar que el sector privado empresarial pueda seguir compitiendo en el mundo, por lo tanto, quizás lo mejor es que se encuentre alguna manera de ampliar la base de contribuyentes”, agregó Aguerri.

En ese sentido planteó que el problema de la informalidad representa una porción muy importante de la economía nicaragüense, y eso está reflejado en un estudio que conoció el Cosep y que plantea que el sector formal del empresariado representa menos del 63 por ciento de las empresas de este país, y entonces hay mucho qué recorrer todavía.

Destacó que el esfuerzo que se va a hacer tiene como perspectiva buscar cómo el directorio del Fondo Monetario Internacional vea un programa económico de Nicaragua para finales de septiembre, es la forma en que trabaja el Fondo que exige que cualquier propuesta sea presentada al organismo con al menos cuatro semanas de anticipación antes de ser discutido.

Documento a presentar en agosto

En ese sentido agregó que el proyecto tendrá que presentarse ahora en agosto y por lo tanto están empecinados en que los intereses del sector privado estén bien recogidos en ese plan, que no debe afectar las exoneraciones que se otorgan a las donaciones y tampoco pueda afectar la competitividad empresarial.

Por otra parte, recordó que en el programa denominado Agenda Cosep 2009 se plantea la elevación del techo de exención del impuesto sobre la renta (IR) de los asalariados, a fin de que puedan tener algunos recursos más y a la vez puedan usarlos en adquirir bienes o servicios, por los cuales a su vez pagarán impuestos.

Aguerri sostuvo que es más beneficioso tanto para la población empleada, como para el gobierno, que eleven el techo de exención del IR, que los aumentos de salario mínimo, porque la masa salarial que se mueve en el primer caso es mayor que en el segundo y eso, aseguró que lo tocarán con el gobierno.