•  |
  •  |
  • END

La inestabilidad generada por la situación política de Honduras y la crisis económica internacional, está afectando sensiblemente el movimiento de turistas en toda América Central y hacia Nicaragua desde las naciones del norte de la región, destaca Leonardo Torres Céspedes, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur).

De acuerdo con Torres, quien a su vez es economista, expresó que alrededor del 40 por ciento de los turistas que vienen a Nicaragua por vía terrestre, entran por la frontera norte con Honduras, y los tranques de los militares y de las manifestaciones contra el golpe de Estado en ese país, están representando un problema serio para los empresarios turísticos nicaragüenses.

El otro 60 por ciento de los turistas que viajan por tierra, lo hacen desde la frontera sur de Nicaragua, es decir desde Costa Rica.

Recordó el Presidente de Cantur que los turistas salvadoreños y guatemaltecos, que viene por tierra, obligatoriamente tiene que pasar por Honduras, país desde donde también llegaban bastantes turistas a Nicaragua, pero eso se ha reducido fuertemente ahora por los problemas que se está enfrentando en el territorio hondureño.

Torres señala que para el turista dentro de América Central es caro pagar boletos aéreos que llegan a costas hasta 500 dólares y por lo tanto la mayoría viaja por tierra que cuesta alrededor de 40 a 50 dólares, pero también afecta a los turistas mochileros que se trasladan en autobuses.

Destacó que aún no se ha logrado cuantificar las pérdidas que ha provocado el conflicto interno hondureño al turismo en Nicaragua, especialmente al de occidente y del norte del país, aunque sí ha habido una baja sensible de la presencia de turistas, lo que ha afectado al comercio, a los hoteles, pensiones, pequeños negocios, bares y transporte.

Por otra parte, Nidia de Guardián, dirigente de Cantur, en la zona de León y Chinandega, dijo también que los ingresos por turista se han caído hasta en un 30 por ciento en el occidente del país y que resiente la ausencia de los visitantes de Guatemala, El Salvador y Honduras, que no están llegando por el problema de la conmoción política que sacude a la vecina nación del norte.

El Guasaule es el paso más afectado

De acuerdo con la dirigente de Cantur, la disminución de llegada de turistas afecta principalmente el tránsito por El Guasaule, principalmente porque en esta época el occidente del país celebra varias festividades religiosas que por su suntuosidad, atraen visitantes de las demás naciones de la región centroamericana.

Recordó que entre agosto y septiembre se celebran las festividades religiosas de la gritería de agosto y las de “las vírgenes de la Asunción y de la Merced”, que reciben en su mayoría visitantes de los países del Norte de Centroamérica por estar más cerca.

Entre tanto, un informe publicado por medio de la Agencia de Prensa Francesa (AFP), desde San Salvador, afirma que los problemas de inestabilidad política en Honduras provocarán en lo que resta del año una caída del ocho por ciento del turismo regional, al tiempo que dijo que la situación obligará a los países a buscar nuevas estrategias para recuperar el mercado.

El ministro de Turismo de El Salvador, José Napoleón Duarte dijo a la agencia que después de cinco años de crecimiento, las proyecciones de la región y las de la Organización Mundial del Turismo, es que el sector se reducirá entre un 8 y 9 por ciento, aunque el en 2010 se podría dar un pequeño crecimiento.

Al inicio del año, la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (Sitca), que aglutina a Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, consideraba que el sector iba a crecer 6.2 por ciento en 2009.

El principal elemento que está incidiendo en la contracción del sector, según Duarte, es la crisis económica global que “debilitó” nuevas inversiones en la región y además redujo la llegada de turistas de Europa y de Estados Unidos.

Una de las nuevas estrategias que los países centroamericanos impulsan es “fortalecer” el turismo interno, por lo que adelantó que habrá una mayor competencia. En el 2008 las naciones centroamericanas recibieron un total de 11.1 millones de turistas, con un ingreso de siete mil 293 millones de dólares, un cinco por ciento más que en el 2007.

Los países centroamericanos recibieron un total de 11.1 millones de turistas durante 2008 con un ingreso de 7,293.8 millones de dólares, un 5% más que en 2007. Nicaragua percibió 276.2 millones de dólares por turismo.