Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El Fondo Monetario Internacional, FMI, entregó al Banco Central de Nicaragua el equivalente a 150 millones 715 mil 846 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro, DEG, como parte del apoyo financiero multilateral impulsado por las 20 naciones más industrializadas del planeta, el G-20, a fin de ayudar a los países a fortalecer sus reservas internacionales.

La información dada a conocer por el Banco Central de Nicaragua, destaca que el apoyo fue facilitado este viernes 28 de agosto por un total de 96 millones 370 mil 274, que equivalen a los 150.7 millones de dólares.

Los Derechos Especiales de Giro, que son activos de reservas creados en 1969 por el FMI y es un activo de reserva internacional para complementar y ser asignados a los países miembros del organismo multilateral para fortalecer las reservas de cada una de esas naciones en situaciones de dificultades como las que enfrenta el mundo en el contexto económico y financiero actual.

Los DEG son asignados a los países miembros en proporción a sus cuotas en el FMI. El DEG también sirve como unidad de cuenta de la institución multilateral y de otros organismos internacionales. Su valor está basado en una cesta de monedas duras del mundo.

La canasta de DEG está compuesta por monedas internacionales que incluyen al dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés, y pueden ser cambiados por divisas libremente convertibles.

Fortalecimiento de reservas

De acuerdo con la comunicación del Banco Central, con la asignación dada a conocer hoy, el FMI, hace efectivo el anuncio que la Junta de Gobernadores de la entidad FMI aprobó el pasado 7 de agosto, con el objetivo de promover el fortalecimiento de las reservas internacionales de los países miembros, correspondiéndole a cada país fondos equivalentes a un 74 por ciento de su cuota en ese organismo.

Según el Banco Central, los recursos facilitados por el FMI permitirán a Nicaragua consolidar el marco macroeconómico a través del fortalecimiento de las reservas internacionales, reforzar la red de seguridad financiera del país y suavizar la absorción de los impactos de la crisis económica y financiera global.

“La asignación no está atada a condicionalidad y es independiente de los fondos del FMI a los cuales el país tiene acceso a través del Servicio para el Crecimiento y Lucha contra la Pobreza”, destaca la comunicación.

Añade el Banco Central que adicional a la asignación general recibida ayer, el 9 de septiembre de 2009, el FMI hará una asignación especial con base en la Cuarta Enmienda de su Convenio Constitutivo, mediante la cual Nicaragua recibirá otros ocho millones setecientos mil DEG equivalentes a trece millones seiscientos mil dólares.