•  |
  •  |
  • EFE

La Bolsa de Nueva York aceleraba en la media sesión de hoy su tendencia a la baja empujada por algunas malas noticias procedentes del sector empresarial, que refuerzan la tesis de que los efectos negativos de la crisis crediticia se extienden a otros ámbitos económicos.

Hacia la media sesión, el índice Dow Jones de Industriales, que agrupa los treinta valores más importantes de la Bolsa de Nueva York, bajaba 187,77 puntos (-1,46%), para situarse en las 12.665,32 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq también caía 30,67 puntos (-1,23%) hasta los 2.457,85 enteros, mientras que el S&P 500, que mide el rendimiento de los 500 principales valores de Wall Street, retrocedía 11,63 puntos (-0,82%), hasta las 1.408,7 unidades.

También el índice NYSE, que incluye a todas las empresas cotizadas en el parqué neoyorquino, perdía 92,70 puntos (-0,98%), hasta las 9.398,06 unidades.

La Bolsa de Nueva York abrió hoy con sus principales indicadores a la baja, después de que el diario The New York Times asegurara que Merrill Lynch anotaría en sus cuentas del cuarto trimestre 15.000 millones de dólares en pérdidas asociadas a hipotecas de alto riesgo, por encima de lo que preveía Wall Street.

Sin embargo, las acciones de Merrill Lynch, que comenzaron la jornada a la baja, subían en la media sesión 2,37 (4,56%) hasta los 54,4 dólares, ya que los inversores también tenían en cuenta que el banco de inversión negocia una inyección de capital extranjero de entre 3.000 y 4.000 millones de dólares.

También aumentó el pesimismo de Wall Street el anuncio de la compañía de tarjetas de crédito American Express de que se anotará 440 millones de dólares en las reservas del cuarto trimestre en previsión de una aumento de los impagos a causa de la crisis.

El anuncio de American Express se interpreta entre los analistas como un indicio de que la crisis crediticia y inmobiliario empieza a trasladarse al bolsillo de los consumidores de Estados Unidos y a extenderse a otros sectores de la economía.

La sesión de hoy está marcada también por el anuncio de la compra de Countrywide por 4.000 millones de dólares por parte de Bank of America, después de que la mayor firma hipotecaria de Estados Unidos se haya visto seriamente afectada por la crisis crediticia y haya incluso tenido que desmentir en varias ocasiones rumores sobre su posible quiebra.

Las acciones de Countrywide, que el jueves subieron un 51 por ciento, bajaban hoy 1,27 dólares (-16,39%) hasta los 6,48 dólares, mientras que las de Bank of America ganaban 3 centavos (+0,08%) hasta los 39,33 dólares.

Wall Street está hoy a la expectativa de si el consejo de administración de Delta Airlines autoriza a su consejero delegado, Richard Anderson, a iniciar negociaciones formales sobre una posible fusión con United Airlines y Northwest, lo que podría alterar el panorama de las aerolíneas en Estados Unidos.

Los títulos de Delta, Northwest y United Airlines bajaban en la media sesión en la Bolsa de Nueva York un 0,69, un 2,06 y un 1,58 por ciento, respectivamente.

Las acciones de JP Morgan Chase, en cambio, subían un 1,23 por ciento, mientras que las de Washington Mutual ganaban un 6,22 por ciento, después de que la cadena de televisión financiera CNBC informara que el primero está en "negociaciones muy preliminares" para comprar la segunda.

El barril de petróleo de Texas bajaba alrededor de un dólar en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) y se situaba en torno a 93 dólares, lo que repercutía en la caída del precio de las acciones de las petroleras ExxonMobil (-0,77%), ConocoPhillips (-0,85%) y Chevron (-0,62%).

La Bolsa de Nueva York movía alrededor de 719 millones de acciones y en el Nasdaq alrededor de 1.023 millones de títulos.

En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años subían y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, del 3,83 por ciento frente al 3,88 por ciento del cierre del jueves.

La Reserva Federal de Estados Unidos inyectó hoy 3.250 millones de dólares al sistema monetario del país a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de operaciones.