elnuevodiario.com.ni
  •   ESTAMBUL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El FMI revisó hoy al alza sus previsiones para América Latina, restando una décima a la caída del PIB este año (-2,5%) y añadiendo 0,6 puntos porcentuales al crecimiento de 2010 para situarlo en 2,9%, gracias a las exportaciones de materias primas y bajo el liderazgo de Brasil. "América Latina ha atravesado esta crisis mucho mejor que las anteriores y esto refleja el fortalecimiento de las estructuras macroeconómicas registrado en varias economías de la región", afirmó el economista del FMI Jörg Decressin, al presentar las previsiones para este año y el siguiente.

Según los pronósticos de la institución financiera, que celebra su reunión anual en Estambul hasta el miércoles, la caída de la economía latinoamericana se limitará en 2009 a un 2,5%. En sus proyecciones del 8 de julio, el FMI preveía una contracción de -2,6%. El Fondo prevé que la recuperación en 2010 sea más fuerte que lo que había previsto tres meses atrás, al pronosticar un crecimiento de 2,9% (+0,6 puntos respecto a la estimativa anterior) del Producto Interno Bruto (PIB) del conjunto de la región.

El FMI apunta que la región ya está dando señales de "estabilidad y recuperación", pero indica que la recuperación "no será homogénea", pues no tendrá la misma fuerza en todos los países.

Países exportadores de materias primas se recuperarán más rápido
De manera general, los países latinoamericanos exportadores de materias primas serán los que se recuperarán más rápidamente, sobre todo gracias a la demanda asiática en alza, que contribuye a aumentar los precios. Por el contrario, los países no exportadores como los centroaméricanos y los caribeños registarán una recuperación más lenta. "El reciente repunte de los precios de las materias primas mejora las previsiones generales para la región, debido al predominio de las exportaciones de materias primas", explica el Fondo, que también incluye entre los factores de impulso la mejora de la confianza de los consumidores y de las empresas.

Decressin atribuyó a Brasil el papel de locomotora de la economía regional: "En América Latina, el país que está liderando actualmente la recuperación es Brasil. Se está desempeñando muy bien. Hemos previsto una modesta contracción de 0,7% para 2009 y alcanzará un tasa de crecimiento de 3,5% en 2010", explicó el responsable del FMI.

En cambio, México, la otra gran economía regional, ha sido el país más duramente afectado este año por la crisis con una caída brutal de su PIB de 7,3%, debido a su estrecha dependencia de la economía estadounidense en recesión (-2,9% en 2009). Sin la fuerte caída de México, el PIB latinoamericano alcanzaría un mejor resultado este año. Según el Fondo, varios países ya empezaron a recuperarse económicamente en el segundo trimestre, entre ellos Brasil.

Economía mexicana crecerá moderadamente en 2010
En 2010, cuando la economía estadounidense se recupere para crecer a un ritmo anual de 1,5%, México volverá a crecer "moderadamente" hasta registrar un alza de su PIB de 3,3%, apenas dos décimas por debajo de Brasil, según el FMI. Perú y Uruguay son los dos únicos países de la región que registarán un crecimiento positivo este año, con 1,5% y 0,6% respectivamente. Perú logrará en 2010 el crecimiento más fuerte de la región, con 5,8%, y Uruguay estará codo con codo con Brasil (3,5%).

Después de México, Argentina será el país que padecerá la peor contracción (-2,5%) en 2009, aunque se recuperará el próximo año (+1,5%), gracias al "rebote de los precios de las materias primas, de la demanda externa y condiciones de estabilización financiera", subrayó el economista Decressin. Venezuela, con una contracción de 2% este año, es la única nación latinoamericana cuyo PIB seguirá cayendo en 2010 (-0,4%), de acuerdo con las proyecciones del FMI.

En plena crisis económica mundial, Venezuela es también el único país de la región que registrará una inflación de dos dígitos, de 29,5% este año y 30% en 2010, pronosticó el FMI. Chile, cuyo PIB caerá 1,7% este año, logrará crecer un 4% en 2010, mientras Colombia pasará de -0,3% a 2,5%, Ecuador de -1% a 1,5% y Centroamérica de -0,7% a 1,8%.