•  |
  •  |
  • END

Representantes de las industrias harineras, el gobierno y los panificadores están buscando alternativas para evitar un alza en el precio del pan, ante las sufridas en el precio de la materia prima de este producto, que mantiene latente un posible incremento de éste.

Mientras los panificado-
res aseguran que ya se comenzó a aplicar un nuevo incremento de entre 50 y 80 córdobas al quintal de harina, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, aseguró que según los fabricantes de harina, el precio no ha aumentado.

Ángela Zelaya, vocera del Mific, dijo que en la reunión que sostuvieron las autoridades del ministerio y los harineros, éstos aseguraron que el precio sigue en 580 córdobas, igual que como estaba antes de enero, negando así el incremento del que hablan los panificadores.

Agregó que los harineros sí están preocupados por el alza en el precio internacional del trigo, que es lo que está provocando el aumento en el de la harina.

La funcionaria del Mific dijo que los harineros están a la espera de una reunión que las autoridades de dicha institución sostendrán hoy con los panificadores, para tratar de encontrar alguna alternativa que evite más aumentos de precios.

Situación alarmante
Raúl Meza, Presidente de la Cooperativa de Panificadores de Managua, Copam, dijo que la situación de la pequeña industria panificadora es alarmante, porque de hecho la harina subió ya 50 córdobas por quintal, pasando de 580 a 630 córdobas.

Agregó que no sólo el precio de la harina los está golpeando, sino también otras materias primas como el aceite, que pasó de 440 córdobas a 480 y 500 córdobas el bidón, así como la levadura, entre otros.

Meza señaló que el arreglo al que habían llegado con los representantes de la industria harinera es que mantendrían el precio hasta diciembre, pero que a partir de enero tendría que aumentar.

Aseguró que algunos panaderos ya compraron con los 50 córdobas de incremento, lo que, según él, representa un golpe muy fuerte para la industria.

“El que no está bien preparado, va a ir desapareciendo”, pronosticó Meza sobre el futuro de los pequeños panificadores.

Meza confirmó que hoy sostendrán un encuentro en el Mific para analizar la situación de la pequeña industria panificadora y tratar de encontrar algún mecanismo que ayude a evitar un aumento en el precio del pan.

Dijo que la industria está analizando el comportamiento de los costos de la materia prima entre 2006 y 2007, para decidir si se aplica un aumento en el precio del producto, porque el margen mínimo de ganancia que debería tener un negocio es entre el 17 y 20 por ciento, y apenas están consiguiendo el ocho por ciento.

Solución difícil
Para Ermis Morales, dirigente del sector panificador, el gobierno tiene mucha responsabilidad en el problema de los incrementos de precios, porque, según él, son incapaces de evitar este tipo de problemas.

Agregó que el miércoles se reunirán todos los delegados distritales de los panificadores, para ver qué decisión toman, porque la situación está difícil.

Morales señaló que el aumento en el precio de la harina ya fue anunciado y a los panificadores más pequeños les venden aún más caro, hasta 80 córdobas.

Asimismo, dijo que la levadura subió un 20 por ciento, debido a que es traída de Guatemala y los importadores aseguraron que tuvieron que incrementar el precio por el aumento en los costos del flete y la energía eléctrica.

El dirigente panificador dijo que reconocen que el aumento del precio de la harina está justificado por la fuerte alza que está experimentando el trigo en el mercado internacional, pero las pequeñas fábricas de pan no pueden seguir operando con los costos más altos y a los mismos precios.

La semana pasada, la viceministra del Mific, Verónica Rojas, dijo que en general los productos básicos no han subido de precio y que dicho ministerio está trabajando con todos los sectores para evitar que los precios se disparen.