•   SÉBACO, MATAGALPA  |
  •  |
  •  |
  • END

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan; Hugh Aprile, representante de Servicios de Auxilio Católico (Catholic Relief Services, CRS), y Sharon Carter, directora interna de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, inauguraron en Sébaco una planta agroindustrial para el procesamiento de frijoles.

El embajador estadounidense dijo que ante el fenómeno de El Niño, todavía no tienen nada concreto para ayudar a Centroamérica y específicamente a Nicaragua, agregando que la planta tiene un costo de 650 mil dólares, inversión considerada una de las más importantes que ha realizado el proyecto.

Callahan dijo que el pueblo y gobierno de los Estados Unidos valora a Nicaragua como importante socio comercial, y que la planta agroindustrial beneficiará directamente a 3 mil 200 pequeños productores de frijoles, pero, además, estará generando 80 empleos permanentes.

Atención a 5,400 productores y 84 cooperativas

El embajador, que junto a funcionarios de la sede diplomática realizó un recorrido por las instalaciones de la planta, agregó que están invirtiendo en diversos proyectos 30 millones de dólares, de los cuales el gobierno de los Estados Unidos a través de Usaid ha destinado 9.6 millones de dólares, beneficiando a 5 mil 400 productores y 84 cooperativas agrícolas de 44 municipios de Matagalpa, Jinotega, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Rivas, Managua, RAAN y RAAS.

La infraestructura de la planta tiene capacidad para procesar 75 mil quintales de frijoles por año en su primera fase de operación, y bodegas para almacenar 30 mil quintales en cada una de las etapas productivas; será administrada por la Central de Cooperativas de Servicios Múltiples de Exportación e Importación del Norte, ubicada en Sébaco, y que aglutina a 700 socios.

Hablan productores

María Catalina Úbeda López, pequeña productora de frijol, dijo que para ella es un proyecto de gran importancia, y con la puesta en marcha, los pequeños productores del país esperan salir de la extrema pobreza en que viven.

El edificio fue bendecido por el padre Francisco Tercero, quien tras leer un texto de la Biblia, señaló que la planta será de gran provecho para los productores y para la comunidad, debido a que generará empleo.

A la actividad no asistió el ministro de Agricultura, ingeniero Ariel Bucardo, quien estaba invitado.