Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El mercado local en los próximos meses podría comenzar a sufrir de cierto desabastecimiento de productos lácteos, en tanto que las exportaciones a su vez podrían bajar y los ingresos del país aminorar, si no se toman las medidas pertinentes, a nivel público-privado para enfrentar las consecuencias nefastas del fenómeno de El Niño, dijo Wílmer Fernández, Presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac.

Fernández recordó que las exportaciones del sector lácteo en los últimos años han pasado de los 100 millones de dólares, “el año pasado cerramos con 123, este año y este año todavía pensamos que andaremos por ese orden, pero si este verano se hace más amplio, lógicamente que la oferta de leche será menor, por lo tanto el mercado estará desabastecido y las exportaciones también saldrán afectadas”.

En ese sentido, el dirigente gremial dijo que no se pueden quedar con las manos cruzadas y que para enfrentar la emergencia que podría comenzar en un mes y medio, es necesario echar de urgencia a andar un plan que incluye obtener financiamiento para siembra en zonas húmedas del país de mil 200 manzanas de pasto y usar algunas áreas en que se siembra con riego, especialmente arroz para también cultivar pastos para alimentación del ganado en tiempo seco.

Sin embargo para ello también solicitarán al gobierno que a los que siembren pasto de riego, se le dé el tratamiento que se le da al sector arrocero en cuanto a tarifas eléctricas se refiere, es decir darle precio bajo al uso de la energía para irrigar las siembras para la alimentación del ganado, pero además que haya una reducción del diesel para los que utilizan bombas para regar.

Recordó el dirigente ganadero que hay zonas donde el fenómeno de El Niño no va a tener mucha incidencia, como es en la Región Autónoma de Atlántico Sur, donde estamos proponiendo se dé financiamiento rápido para mil 200 manzanas para siembras de pastos forrajeros, para de ahí abastecer de alimentos al ganado.

Para eso, dice Fernández, se tiene que crear un Fondo de Emergencia a la mayor brevedad, “porque ya estamos a las puertas de la entrada del verano y requiere mayor atención al sector ganadero, si no se quiere tener elevadas pérdidas para el país.

En ese sentido destacó que se requiere además de una reducción en los costos del diesel para la producción o transformación de forraje, también para tractores, silo cosechadoras, al mismo tiempo que se estaría tratando de crear un mecanismo entre gremios para la producción del alimento para ganado, como heno, melaza, para compra de cascarilla de maní y de otros alimentos para bovinos.

El fondo andaría por unos 59 millones de dólares y se podría obtener recurriendo a entidades multilaterales como el Banco Centroamericano de Integración Económica, porque de no hacerlo, auguran que las pérdidas andarán por el orden de 225 millones de dólares en los próximos 180 días, tanto en baja en producción, como en exportación.

Los daños ya comenzaron a sentirse en una disminución en la producción láctea, de al menos el 20 por ciento a causa del fenómeno de El Niño, dice Fernández, quien agrega que el plan de emergencia, debe comenzar a la brevedad, porque si no en los próximos dos meses se arreciarán las afectaciones para el sector ganadero, especialmente para unos 115 mil pequeños productores y para los consumidores que tendrán que adquirir productos lácteos más caros por haber menor oferta.