•  |
  •  |
  • END

El proyecto de Ley Tributaria que fue enviado a la Asamblea Nacional, definitivamente no fue concertado, no ha sido negociado como dice el gobierno y no incluye los planteamientos que le hizo el sector privado, además que va a significar cierre de empresas, menos crecimiento y más pobreza, afirmó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri.

Aguerri, quien fue consultado en la sede del Cosep, advirtió, “decimos no a ese proyecto de ley tributaria, tal como está y tengan la seguridad que nuestra posición sigue siendo la misma, de que lo que se debe hacer por parte del gobierno es ampliar la base tributaria y no crear nuevos impuestos”.

“Básicamente, de todo lo que nosotros hemos expuesto, sentimos que hubo muy poco, no me atrevería a dar porcentajes, pero tengan la seguridad de que son muy bajos en relación con los planteamientos que el sector privado ha hecho, pero ellos siguen basando sus medidas recaudatorias creando nuevos tributos”, apuntó el dirigente gremial.

De acuerdo con Aguerri, la dirigencia de las 17 cámaras en que se estructura el Cosep, no aceptan la propuesta del gobierno en materia tributaria, porque consideran que no es la respuesta que necesita el país, y hemos dicho que no podemos tener una ley tributaria nueva que como resultado final tenga menos empresas, menos crecimiento y más pobreza, y eso es lo que significaría si ese proyecto de ley es aprobado de esa manera.

Señala el dirigente del Cosep que la organización está recurriendo a cinco bancadas de los partidos políticos en la Asamblea Nacional, con los cuales la directiva de la organización se reunió, exceptuando la del Frente Sandinista, porque la decisión final a esa propuesta ya está en manos de las representaciones políticas en el Parlamento.

Cabildeo con diputados

Aguerri planteó que lo primero que hicieron fue asegurar que no pasara el proyecto de ley con trámite de urgencia, y en segundo lugar buscar la forma de encontrar una posición de respaldo para que si se insiste en la aprobación de esa iniciativa, se pueda aprobar bajo el ánimo del consenso, por lo tanto “vamos a seguir trabajando con diputados y sus bancadas, y una vez que tengamos el análisis, presentárselo a los jefes de representaciones partidarias si el escenario político lo permite.

Reconoció que en este momento, la crisis presentada por la aprobación en Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema del recurso enviado por el Presidente Daniel Ortega y las 109 alcaldías sandinistas, ha pasado a ser prioridad por encima de la Ley Tributaria, lo que en materia económica ha mandado una señal totalmente negativa.

Por otra parte Lucy Valenti, primera Vicepresidenta del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, afirmó que como Cosep también les preocupa la propuesta de Reforma Tributaria e insistió en que el organismo gremial no apoya esa iniciativa de reforma y que con sus asesores fiscales la están evaluando.

Alertó que por lo que hemos visto del proyecto, no la avalamos, porque tal como está definida, llevará a la quiebra a un montón de empresas… Esperamos que los partidos políticos, que al final tendrán la última palabra en el tema, se unan y la rechacen porque de primas a primeras atenta contra el desarrollo empresarial”.

El gobierno afirma que el proyecto de Ley de Reforma Tributaria fue consensuado porque lo presentó a distintos sectores y recibió planteamientos de ellos, pero los sectores mismos se quejan de que no fueron tomadas en cuenta sus propuestas.