•  |
  •  |
  • END

Cinco bancadas parlamentarias prometieron a la Federación de Cámaras de Comercio de Nicaragua votar en contra de la aprobación de la ley de Reforma Tributaria y devolvérsela al Ejecutivo para que inicie un verdadero proceso de concertación con distintos sectores del país.

La posición fue planteada por los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, del Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, de la Bancada de Unidad Nicaragüense, BUN, y por parlamentarios independientes que se reunieron con las directivas de empresarios en el local de la Cámara de Comercio de Nicaragua.

Al respecto el presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Ernesto Porta, dijo que los diputados les ofrecieron apoyar la demanda del sector privado de rechazar la iniciativa de ley de Reforma Tributaria, debido a que golpeará severamente la economía nacional.

Porta expresó que si el proyecto de Reforma Tributaria pasa tal como está, generará más bien desempleo, afectará la dinámica de la economía empresarial, profundizará la caída del Producto Interno Bruto de Nicaragua.

El dirigente empresarial añadió que si esa iniciativa se aplica a la economía enferma del país, la nación entrará en una recesión económica más profunda, haciendo a la vez caer más el comercio y la producción.

Apoyan demanda

Sobre el tema, Freddy Torres, de la Comisión de Producción del Parlamento y diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, dijo que la posición de su organización política es apoyar la demanda de los empresarios de devolver la propuesta de ley al Ejecutivo para que se rehaga con la participación de distintos sectores que se verán afectados si la iniciativa legal pasa tal como está.

“Nosotros no apoyamos la reforma tal como está, nosotros como PLC nos hemos planteado rechazarla, pero hay que ver si realmente los directivos de la ALN van a mantener su planteamiento de apoyar la posición de la Cámara de Comercio”, manifestó Torres, quien dejó entrever que si no es rechazado el proyecto de ley de Reforma Tributaria, la economía nacional se hundirá en mayor recesión.

Entre tanto Jamileth Bonilla, diputada independiente, desestimó que los diputados de ALN no vayan a votar a favor de la demanda de los empresarios de sacar del Parlamento el proyecto de ley tributaria, asegurando que el parlamentario Alejandro Ruiz, quien está en Miami, Estados Unidos, estará a tiempo en Nicaragua para poder votar en contra de la iniciativa legal del gobierno.

Bonilla dijo que podrán obtener alrededor de 50 votos en contra de la iniciativa de ley de Reforma Tributaria para devolverla al Ejecutivo, sin embargo las bancadas de oposición tienen 48 votos, uno más para poder rechazar el proyecto.

Por otra parte, el directivo de Cámara de Agencias Aduaneras de Nicaragua, Julio Barbosa, sostuvo que la iniciativa gubernamental debe ser rechazada, por cuanto además de envolver al país en una recesión más profunda, afectaría la competitividad de las empresas y de la producción nacional en el entorno centroamericano.

La crisis económica de hecho ya hizo bajar la actividad de las empresas aduaneras en un 40 por ciento, al bajar la exportación e importaciones del país, expresó Barbosa, en tanto que demandó que la ley sea devuelta al Ejecutivo por inaceptable.