Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

A un total de 425 mil nicaragüenses que residen y trabajan en Costa Rica se les facilitará la obtención de créditos en el país del sur debido a un acuerdo firmado este fin de semana entre la central de riesgos de Nicaragua, Sinriesgos y la costarricense Teletec, lo que a la par contribuirá a la regionalización de la industria financiera.

Víctor Tellería, Presidente de Sinriesgos afirma que “como central de riesgo privada estamos convencidos de que el uso de la información crediticia contribuye al desarrollo de la economía de los nicaragüenses al permitir entrar al mercado de créditos a los grupos socioeconómicos más bajos en las carteras de crédito de las instituciones financieras y de las empresas de Nicaragua”.

En ese sentido aseguró que la iniciativa representa una solución para los nicaragüenses que han emigrado a Costa Rica, a fin de que puedan enfrentar los obstáculos de referencias crediticias en ese país.

De acuerdo con la información de Tellería, la alianza entre Sinriesgos y Teletec permitirá establecer un mecanismo de consultas crediticias directas entre ambas centrales de riesgos, apoyando de esta manera a los nicaragüenses residentes en Costa Rica al facilitarles el acceso al crédito.

Acceso a información

“También es una forma de ofrecer a nuestros clientes en Nicaragua mayor acceso a información crediticia, lo cual contribuiría al fortalecimiento de la industria financiera y por consiguiente potenciar el impacto en la economía del país, resguardando los derechos de los titulares, tal como lo establece la normativa nicaragüense”, agregó el presidente de Sinriesgos.

Teletec es un buró de crédito privado fundado en Costa Rica en el año 1991, el cual cuenta con una amplia base de datos, que contiene información del 95% de las entidades financieras, tanto supervisadas como no supervisadas.

Dentro de los clientes de Teletec se encuentran las mutuales, bancos privados, bancos estatales, el sistema cooperativo nacional, los mayores oferentes de crédito de consumo del sector comercial, así como todas las empresas de línea blanca y financieras no supervisadas, entre otros.