•  |
  •  |
  • END

A pesar del impacto de la crisis económica mundial y otros problemas de índole local, la industria turística espera cerrar este año con cifras positivas, ya que hasta el mes de octubre se contabilizan 252 millones de dólares en ingresos, y se estima que al final del año el monto rondará los 300 millones de dólares.

Leonardo Torres Céspedes, Presidente de la Cámara de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística, Cantur, dijo que tomando en cuenta el impacto de la crisis internacional, el resultado no es malo, pero que tienen que trabajar para mejorarlo, porque el sector tiene mucho potencial.

Agregó que al mes de octubre las estadísticas del turismo nicaragüense reportaban la llegada de 800 mil visitantes, lo que implica un crecimiento de casi un 9 por ciento con relación al año pasado en número de turistas.

Torres precisó que en términos de recursos Nicaragua sigue siendo el país de la región con el monto más bajo en ingresos por turismo; 252 millones de dólares al mes de octubre y según él, a diciembre podríamos estar cerrando con unos 300 millones de dólares.

Agregó que el monto que recibe Nicaragua en este rubro tiene un abismo de diferencia en comparación con Costa Rica, país que este año cerrará con más de 2 mil millones de dólares en divisas por el turismo.

Uno de los problemas de Nicaragua, según el presidente de Cantur, es que los turistas que visitaron el país este año, gastaron menos en promedio que en 2008, lo que evita tener mejores resultados económicos.

Dijo que los turistas en promedio apenas aportaron 50 dólares diarios, mientras el año pasado el promedio fue de casi 70 dólares.

“Están gastando menos y el promedio de permanencia en Nicaragua es de 7 días, lo que indica que se están quedando más tiempo, pero con un gasto menor, pero es por el tipo de turista que está viniendo”, expresó.

Mirar hacia Europa

El presidente de Cantur afirmó que para mejorar los ingresos por turismo se necesita impulsar la oferta turística con Europa, de donde vienen los visitantes que más gastan en promedio, pero no los llamados mochileros, sino quienes gustan del ecoturismo y el agroturismo, entre otras cosas.

“Esto implica que sigue teniendo un gran peso la cantidad de turistas que nos visita de Centroamérica y que hay que atender ese mercado”, subrayó.

Turismo alternativo

Torres manifestó que uno de los factores importantes para mejorar el desarrollo del sector es impulsar el turismo alternativo, que permitiría mejorar la actividad en algunas zonas del país.

Dijo que ya no se puede seguir hablando sólo de sol y playa, porque el país tiene un potencial en lo alternativo que no requiere gran inversión en infraestructura.

Mencionó como un ejemplo de ello la Ruta del Café en el norte del país, que ha brindado muy buenos resultados por el turismo de aventura, el agroturismo y el turismo vivencial.

“Creemos que hay que potenciar ese recurso del cual Nicaragua tiene bastante. Esa alternativa que nos pueden dar las haciendas, los pequeños negocios rurales, porque ahora el turismo busca mucho acercamiento con el medioambiente y el país puede ofertar ese tipo de turismo”, apuntó.

Indicó que en el Pacífico se puede desarrollar como turismo alternativo el Patrimonio Histórico, pero que por ahora no hay nada definido, sólo un plan piloto con la ciudad de Masaya.

Sin embargo, dijo que hay mucho potencial con el Patrimonio Histórico, porque muchos turistas vienen a conocer templos y otras infraestructuras atractivas sobre todo para los europeos, pero no hay definida una ruta para ello.

Torres manifestó que las grandes inversiones son buenas, pero no sostenibles en el tiempo, por lo cual se tiene que trabajar en establecer un plan estratégico del sector turismo, que hasta el momento no lo tenemos.

El presidente de Cantur indicó que se aprobó una consultoría en el Intur que estará financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para elaborar un plan estratégico de turismo en el país, pero que si no se hace de consenso con las cámaras empresariales, no se va a poder desarrollar.

Financiamiento; otro problema

Torres mencionó como otro de los problemas importantes del turismo la falta de financiamiento, porque los bancos no están otorgando recursos a los pequeños negocios de turismo.

Dijo que todos los bancos tienen ventanillas para las Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, pero que piden tantos requisitos, que al final es imposible poder recibir el crédito.

Además, está el problema de los altos intereses, porque los pequeños empresarios turísticos se les hace difícil poder pagar tasas de interés superiores al 8 por ciento.

Recordó que el año pasado consiguieron 400 financiamientos para las Mipymes (Micro, pequeños y medianas empresas turísticas), algo que fue muy positivo para el sector y la economía del país, ya que la mayor parte del empleo en Nicaragua lo proporcionan las Pymes, pero que este año no se consiguió dinero para financiar inversiones.

Agregó que por la falta de financiamiento algunas rutas turísticas que diseña el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, no se pueden desarrollar.

Tal es el caso de la Ruta de Sandino, la cual no iba acompañada de financiamiento y por lo cual, hasta el momento es algo que sólo está en ideas.

Como ejemplo de este problema señaló que los pequeños negocios turísticos no cuentan con recursos para remodelar y que en algunos lugares, como el cerro El Chipote, se deberían hacer por lo menos algunos miradores, pero que sin fondos, no se pueden desarrollar.

Torres dijo que Cantur demanda mayor apoyo, que el gobierno no sólo tome en cuenta a las cámaras del Cosep, exigen presencia en el consejo directivo del Intur y que se reforme la Ley de Incentivos Turísticos, para que los pequeños también puedan beneficiarse de las exoneraciones, entre otras cosas, para impulsar el desarrollo económico, al cual mucho puede aportar el turismo.