•   MADRID  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La aerolínea española Air Comet, que opera principalmente vuelos a América Latina desde Madrid, suspendió ayer sus operaciones a demanda de un juez británico, y prepara su cierre por no poder hacer frente a sus deudas.

“Una orden judicial de fecha 18 de diciembre de 2009, del Tribunal Superior Comercial de la alta Corte de Londres, ha obligado a la Compañía Air Comet, sin tiempo de reacción o posibilidad de recurso suspensivo, a paralizar la totalidad de las aeronaves con las que venía operando”, informó la empresa en un comunicado en la madrugada de ayer.

En consecuencia y debido a que la justicia británica les impide vender billetes, “Air Comet suspende todas las operaciones de vuelo”, anunció.

Air Comet, perteneciente al grupo turístico español Marsans, tenía 13 aviones --cinco de ellos operativos-- que enlazaban Madrid con capitales latinoamericanas como La Habana, Quito, Guayaquil, Lima, Bogotá, La Paz y Buenos Aires, con una media de seis vuelos diarios.

El primer vuelo anulado fue el Madrid-Lima, del lunes por la noche, y ayer los vuelos anulados salían de Madrid a Guayaquil, a Lima y a Buenos Aires, y llegaban de Bogotá, Guayaquil, Lima y Buenos Aires, según fuentes sindicales.

Pasajeros varados

Gran número de pasajeros esperaban en el aeropuerto de Barajas para viajar durante las vacaciones navideñas, y se quejaban de la ausencia de información, comprobó la AFP.

El cierre de la empresa afectará a unos 1,500 pasajeros diarios que viajen entre España y América Latina en las próximas semanas.

Ayer, un portavoz de la empresa dijo a la AFP que está “en contacto con Aviación Civil, siguiendo instrucciones suyas, para atender a los pasajeros, tratando de ubicarlos” en otros vuelos.

Pero horas después, la secretaria de Estado de Transportes, Concha Gutiérrez, anunció la suspensión de la licencia de vuelo a la compañía, que “no ha presentado el plan de viabilidad requerido”.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) anunció por su parte la apertura de un expediente sancionador a Air Comet por posible infracción muy grave, que podría conllevar una multa de hasta 4.5 millones de euros.

El ministerio está en contacto con aerolíneas como Iberia y Air Europa para recolocar a los pasajeros en otros vuelos, y también estudia “fletar a partir de mañana algún avión”, precisó Gutiérrez.

El ministro de Fomento, José Blanco, declaró que el gobierno ayudará a los pasajeros afectados, pero advirtió de que “estas fechas son muy difíciles y no es fácil recolocar a esos clientes en otros vuelos o alquilar otros aviones”.

Air Comet también anunció que “prepara un ERE” (expediente de regulación de empleo) para despedir a “la totalidad de la plantilla, e inicia los trámites para abrir concurso de acreedores”, es decir, cerrar la empresa, despedir a los casi 700 trabajadores contratados, y suspender pagos por no poder hacer frente a su deuda.