Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El desarrollo de las microfinanzas y de la atención al importante sector de las pequeñas y medianas empresas en el país depende fundamentalmente de la estabilidad política y de un adecuado marco regulatorio, con políticas sanas, lo que a lo largo de todo el 2009 se vio seriamente afectado.

Al respecto René Romero, Vicepresidente de la Asociación de Microfinancieras, Asomif, dijo “Nosotros aspiramos a conservar los mismos niveles de cartera de 2009, esos son alrededor de 200 millones de dólares, recordemos que en el año decrecimos entre 12 y 15 por ciento, pero queremos pasar de ese decrecimiento a niveles de estabilización, no seguir cayendo y esperar mejores momentos para volver a crecer”.

Romero manifestó que las microfinanzas esperan tomar fuerzas, ordenar un poco más la situación y esperar a ver cómo reacciona el mercado para luego definir un crecimiento, al tiempo que añadió que existen los fondos en las microfinancieras, lo que hace falta es que el país esté estable, que haya un buen clima y seguridad jurídica.

Entretanto Víctor Tellería, Presidente de la junta directiva de Sinriesgos, quien habló en el contexto de un foro de microfinanzas, al cual asistieron todas las entidades que otorgan créditos en Nicaragua, entre bancos, financieras, microfinancieras, casas comerciales, explicó que se reunieron para conocer realmente cuál fue el comportamiento de esta industria del crédito en el país durante 2009.

Agregó que al mismo tiempo se estaba midiendo el impacto de la crisis que se presentó el año pasado para prepararse para los desafíos que el 2010 pueda traer en este tema, sin embargo apuntó que el 2009 fue un año muy complicado, particularmente para el sector de las microfinanzas, que “diría yo fue la más afectada de todas las industrias que trabajamos en créditos”.

Tellería destacó que efectivamente hubo una reducción en la oferta de crédito de unos 40 a 50 millones de dólares en 2009, con relación a los resultados de 2008. Todo el sistema financiero cerró operaciones con créditos por unos dos mil 500 a dos mil 600 millones de dólares, en contra de los aproximadamente tres mil millones de 2008.

Esperan condiciones apropiadas

“La idea que tenemos es esperar que las condiciones del país sean apropiadas, que se establezcan reglas claras, si no se establece un ambiente de inversión sano, si no hay políticas claras, si no hay un apoyo del gobierno para estabilizar la situación, es muy difícil de trabajar”, señaló Tellería.

El gerente general de Sinriesgos añadió “necesitamos que nos dejen trabajar a todos, que cada industria pueda tomar su rumbo, que hayan facilidades para las diferentes actividades que se desarrollan en el país y que se permita que toda la industria, tanto la de microfinanzas como la del sector financiero, continúe apoyando los diferentes sectores”.

Enfatizó que hay un interés muy grande de parte de las microfinanzas en reactivar el crédito en el año 2010 y espera que se puedan ofrecer tasas de interés atractivas, pero advirtió que eso depende también de la situación misma del país, del riesgo del país que se aumentó en el último año.

El aumento en el riesgo país, aumentó los costos del dinero y ligeramente los costos de intermediación, manifestó Tellería, quien añadió que a eso contribuyó la actividad del Movimiento de los no Pago.