•  |
  •  |
  • END

La caída dolió, pero al parecer no traumatizó tanto como se esperaba. El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), Dean García, aclaró a EL NUEVO DIARIO que aunque estiman una reducción de las exportaciones entre un 5 y 8 por ciento, en el movimiento comercial de 2009, no están alarmados.

Hasta noviembre del año pasado el Banco Central de Nicaragua, BCN, indica una disminución en el indicador del 5.3 por ciento al registrar exportaciones del sector por el orden de los 900 millones de dólares.

De acuerdo con García en zonas francas se proyectaba una caída “más fuerte”, al menos de dos dígitos.

“Sin embargo, los números no son malos si los comparamos con el comportamiento del resto de la región donde las caídas, de las ventas externas del sector, están encima del 20 por ciento”, explicó.

El Ejecutivo ejemplificó que en Guatemala y Honduras las exportaciones textiles cayeron en un 25 por ciento, mientras en El Salvador fue del 22 por ciento. “Entonces que caigamos nosotros un 8 por ciento no es malo, no es tan malo, considerando que el 2009 fue un año difícil por la crisis económica”, enfatizó. En ese contexto planteó un 2010 con cifras más positivas, tomando en cuenta que el principal mercado del sector: Estados Unidos mostrará cierta recuperación. Para García, en el escenario más conservador, estarán registrando este año los mismos niveles de exportación de 2008 que se acercaron a los mil millones de dólares.

“Si logramos eso tendremos un nivel estable, de modo que el 2011 sería un año de crecimiento (para la industria)”, auguró.

Las previsiones oficiales indican que este año el sector generará siete mil nuevos empleos con la instalación de once empresas y la ampliación de otras existentes. Los nuevos negocios son de origen mexicano, estadounidense y asiático.