Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

El Programa Mundial de Alimentos, PMA, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación, FAO y el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, dieron inicio este fin de semana a una encuesta en 23 municipios del país para identificar con detalle los daños provocados por la sequía en esas localidades e implementar modelos de trabajo para reducir los daños en el futuro.

Al respecto el doctor Gero Vaagt, representante de FAO en Nicaragua, dijo que se necesita conocer el impacto de los daños en las zonas focalizadas, para dar una respuesta de acuerdo con las necesidades de semillas e insumos en los sitios afectados de los nueve departamentos con zonas secas en el país.

A la par dio a conocer los modelos de seguridad alimentaria nutricional que desarrolla FAO en doce comunidades de los municipios de San José de Cusmapa y San Juan de Limay, los cuales se adaptan al cambio climático a fin de garantizar la producción de alimentos, aumentar los rendimientos productivos y proteger el medio ambiente, explicó
De acuerdo con la información, con la encuesta se verificará cuáles fueron realmente los daños provocados por la sequía causada por el fenómeno de El Niño durante el ciclo de postrera en 2009, lo que afectó gravemente los campos en los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Jinotega, Matagalpa, Managua, León, Chinandega y Boaco.

La encuesta, a realizarse a lo largo de 15 días, está dirigida a las autoridades de los gobiernos locales, funcionarios de instituciones del sector agropecuario y forestal y líderes comunitarios. Dicho trabajo concluirá en la primera semana de febrero.

Paralelamente a la encuesta, los equipos harán un muestreo a nivel de las familias, en las comunidades vulnerables al cambio climático. Al respecto, el doctor Gero Vaagt dijo que es importante definir acciones para enfrentar situaciones difíciles en el futuro.

De acuerdo con esta acción, se requiere que los productores tengan herramientas en tiempos de crisis, debido a que el fenómeno de El Niño continuará presentándose como efecto del cambio climático vive el mundo.

Entre tanto el titular del Magfor, Ariel Bucardo, afirmó que para garantizar la siembra de primera entre abril y mayo, la FAO estará apoyando con insumos agrícolas, semillas y fertilizantes que serán entregados a las familias afectadas para que puedan realizar sus labores agrícolas.

A la par el PMA apoyará a los campesinos con raciones de alimentos a través del proyecto alimento por trabajo. Las familias productoras se involucrarán en el desarrollo de trabajos comunitarios, como reparación de caminos, conservación de fuentes de agua y reforestación, entre otros.

De acuerdo con el ministro, el gobierno de Nicaragua anunció que tiene disponibles mil 400 toneladas de alimentos para atender a las familias afectadas por la sequía, es decir que podrán atender 50 mil personas adicionales durante 180 días, principalmente en los meses de verano.