Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 20 pequeñas y medianas empresas del sector madera-muebles intentarán penetrar al mercado europeo después de alcanzar el “sello verde”. Para ello, cuentan en enero con el apoyo de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN y el programa “AL-Invest IV”, auspiciado por la Unión Europea.

De acuerdo con la información, APEN y el programa europeo “AL-Invest IV”, promueven el consumo responsable de madera, movimiento que involucra a millones de consumidores de productos elaborados con madera certificada a nivel mundial, que reciben información de diversas fuentes con motivo de incentivar la compra de productos que cuenten con el sello verde.

Los empresarios nicaragüenses de la madera que intentan dar el salto hacia el mercado europeo, saben que el sello verde garantizará el acceso a mejores mercados con muy buenos precios para sus productos. Esta fue una de las razones para que participaran en el programa sobre temas de certificación forestal patrocinado por APEN y “AL-Invest IV”.

El objetivo de la capacitación es promover el manejo adecuado de los bosques y aplicar una segunda y tercera transformación de la madera.

La industria maderera y el sector forestal nicaragüense tienen un mercado potencial de gran importancia en el continente europeo, por lo cual las pequeñas y medianas empresas se están involucrando cada vez más en procesos de gestión de calidad y sostenibilidad ambiental, económica y social.

Herramienta

Vicky Vaughan, Gerente de la empresa “La Mueblería”, y participante del evento, destacó que la certificación forestal es una herramienta que conduce a la elevar la producción además de mejorar las condiciones de sus trabajadores.

La empresaria explicó que es necesario que el sector maderero/forestal privado y el gobierno busquen formas de cuidar y conservar los bosques para las futuras generaciones aunque reconoce que la tala ilegal no controlada es parte de la realidad del país y uno de los factores más negativos para la conservación de los bosques en Nicaragua.

Nicaragua cuenta con un enorme potencial para el desarrollo del sector forestal ya que posee alrededor de 5.6 millones de hectáreas de bosques latifoliados y de coníferas y unos 8.8 millones de hectáreas con potencial para el desarrollo de actividades forestales.

La certificación forestal es indispensable para poder incursionar en los mercados internacionales y las pymes nicaragüenses transformadoras de madera tienen interés en incursionar en el mercado europeo. No obstante, desde 2003, la Comisión Europea y los Estados miembro de la UE, cuentan con exigentes reglamentos para el comercio forestal.