Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

Todo hace pensar que Nicaragua no tendrá problemas para lograr una “extensión” del programa con el Fondo Monetario Internacional, FMI, que concluye en octubre de este año. ¿Qué se ganará con eso?
“Básicamente más desembolsos de recursos (para financiar el gasto local y realizar proyectos sociales) y la continuidad del programa con el país ante la antesala de las elecciones nacionales (previstas para el 2011, que daría más confianza a la inversión extranjera)”, según explica el economista Alejandro Aráuz.

En días recientes el asesor económico de la Presidencia de la República, Bayardo Arce, confirmó que plantearán, en marzo próximo en el marco de la cuarta revisión del programa, una ampliación con el FMI de por lo menos dos años, de tal suerte que su culminación estaría prevista para 2012, lo que permitiría el financiamiento al Presupuesto de la República de 2011 y 2012.

Para Aráuz la ampliación es posible, sin embargo, destaca que usualmente esta es de un año. Pero “Nicaragua ha cumplido con los requisitos macroeconómicos, va muy bien, así que no tendrá trabas para obtenerla, además es un asunto técnico no político, eso quiere decir que si un país cumple con los requisitos macroeconómicos y pide ampliación técnicamente es posible conseguirla”, apunta.

Ley del Banco y el INSS en discusión

“Las reservas locales por ejemplo muestran buenos niveles y el déficit fiscal (que es de 5 mil millones de córdobas) no se incrementó tanto, que son dos indicadores donde el FMI es inflexible, entonces las relaciones entre Nicaragua y el FMI son excelentes, no hay problema con eso y por tanto se logrará la extensión, es incluso lo más conveniente”, argumenta.

Aunque para materializarla estarán de por medio otros requisitos “que aún no conocemos”, advierte el experto.

No obstante recordó que en la cuarta revisión del programa, prevista para marzo próximo, la aprobación de la Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua y la sostenibilidad del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, serán temas de debate.

“Al Fondo le interesa un Banco que preserve el equilibrio macroeconómico, que sea una institución autónoma y fuerte, y esa es la importancia de la Ley, el Banco es por así decirlo como el niño mimado del FMI”, recalca.

“Por otro lado, agrega, está lo del INSS, ya se sabe que no es sostenible y se esperaría ver que arroja el estudio de sostenibilidad que se está haciendo en la entidad, de momento no se sabe nada… así que son temas cuya discusión seguirán en la mesa”.

Lo que está en juego
Si todo marcha como se espera, el país, tras la cuarta revisión del programa con el Fondo Monetario Internacional, estaría recibiendo casi 18 millones de dólares, de los 35.6 millones de dólares que este organismo tiene presupuestado para Nicaragua en 2010. El desembolso restante dependerá de la quinta revisión del programa, prevista para septiembre próximo.

Aparte de eso se lograría el desembolso de 190 millones de dólares, de los cuales 170 millones los otorgaría el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y 20 millones el Banco Mundial, BM.