•  |
  •  |
  • END

Las recaudaciones del 2009, pese a la crisis económica y financiera nacional e internacional, mostraron un crecimiento de 784 millones de córdobas, según el economista de la Coordinadora Civil Adolfo Acevedo.

“A diciembre de 2009 la recaudación efectiva de ingresos fiscales fue de 23,769.15 millones de córdobas, la cual resultó ser 784.7 millones de córdobas superior a la cifra presupuestada, que era solo de 22,984.4 millones de córdobas”, explica Acevedo.

En este sentido, agrega que “con este monto, como ya vimos también, se podría aumentar el salario de los 44,380 maestros en 1,141 córdobas por maestro por mes, incluyendo el treceavo mes y el 16 por ciento de aporte patronal al INSS”.

Estas cifras repiten el mismo patrón del pasado cuando el gobierno proyectaba como ingresos para ese año una cantidad menor, la cual al final del año terminaba siendo superior.

Sin embargo los efectos de esa “sobrerrecaudación” no se reflejan en un incremento en las partidas para educación o salud y más bien al parecer están destinadas “en el mejor de los casos, al pago del servicio de la deuda interna (en este caso, al pago de los vencimientos de los Bonos de Pago por Indemnización). Además se pretende aumentar las disponibilidades en el Banco Central, mientras necesidades fundamentales de inversión en capital humano e infraestructura básica, permanecen mostrando un enorme desfinanciamiento”.

Contradicciones suficientes

El economista sostiene que los diputados deberían revisar con más detenimiento las proyecciones de recaudaciones ya que siempre están por debajo de lo que realmente se estima.

Pero destaca que no hay una definición clara de cómo es que se manejan estas “sobrerecaudaciones” ya que en teoría deberían ser traspasadas al ejercicio fiscal del siguiente año, de acuerdo con la Ley nro. 550, de Administración Financiera y Régimen Presupuestario.

Por otro lado destaca las inconsistencias en el presupuesto de ingresos en el que se destaca un incremento de 1, 400 millones de córdobas, soportado principalmente en un incremento en el Impuesto sobre la Renta (IR), pero pronosticando una caída en el consumo interno, aún cuando se supone que la economía empieza a salir de la recesión.

Por otro lado destaca que el gobierno proyecta para el 2010 un considerable incremento en el valor de las importaciones de casi 300 millones de dólares, sin embargo, estima una reducción en la tasas de recaudación de impuestos a las importaciones superior a los 14 millones de dólares con respecto al año pasado.