•  |
  •  |
  • END

La empresa de zona franca de origen coreana EINS, dedicada a la confección de camisas de algodón para damas y niños, inauguró una nueva nave en el parque industrial Astro. Gracias a esta inversión, de 1.5 millones de dólares, se habrá generado, a finales de abril, mil nuevos empleos
La inauguración de la moderna nave, de más de siete mil metros cuadrados, la realizó el Secretario Técnico de la Comisión Nacional de Zonas Francas, Álvaro Baltodano y el gerente general de la EINS Youg Don Song, quien destacó que “la empresa está climatizada con un sistema de abanicos, agua y extractores de aire, los cuales sacan el polvo y con él la pelusa que producen las telas”.

Según Baltodano, con la creación de mil empleos nuevos, la empresa tendrá en Nicaragua unos seis mil puestos de labor y se espera que posteriormente aumente hasta ocho mil trabajos, ocupados generalmente por personas de Tipitapa, municipio en donde se encuentra la empresa.

Este nuevo personal comenzó a ser entrenado en las labores de confección de las prendas de vestir para niños y damas desde finales de 2009 y ya fue puesto a laborar. Estos productos son exportados a Estados Unidos, específicamente a clientes como Walmart, Sears, Target y Macy´s, entre otros.

Prendas de vestir

EINS es una empresa del grupo transnacional coreano Senika, S.A, entre las que también está SAE-A Tecnotex. Ambas desde diferentes parte del mundo, exportan hacia Estados Unidos productos por más de mil millones de dólares.

La empresa EINS exportó prendas de vestir para niños y damas en el 2009 hacia Estados Unidos por valor de 127.20 millones de dólares y se espera que en el 2010 alcance a colocar en el país del norte, mercancías por 150 millones de dólares, destacó el gerente general de la firma, el señor Youg Don Song.

De acuerdo con el coreano Young Don Song, “las exportaciones de la empresa se bajaron fuertemente en el 2008 debido al inicio de la crisis financiera mundial, que afectó, entre otras cosas, las compras que la población de Estados Unidos hacía de EINS”.

Sin embargo, agregó que “en 2009 las ventas en Estados Unidos comenzaron a reaccionar (…) por lo tanto se piensa que al finalizar el 2010 se podrá haber vendido prendas por más de 150 millones de dólares”.