•  |
  •  |
  • END

La extensión por un año del programa que el FMI mantiene con Nicaragua estará en dependencia de la “voluntad del gobierno”, dijo ayer Miguel A. Savastano, Director Adjunto para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional al término de una reunión que sostuvo con el Vicepresidente Jaime Morales Carazo.

Savastano llegó ayer a Managua a la cabeza de una misión del FMI que, durante una semana, hará una revisión sobre el grado de cumplimientos que Nicaragua ha registrado con el organismo financiero internacional.

El funcionario primero se reunió con el presidente del BCN, Antenor Rosales y en horas de la tarde con el vicemandatario.

“Venimos a hacer dos cosas: una para ver que tal (Nicaragua) había terminado la economía en el 2009, usando como referencias esos valores indicativos que normalmente utilizamos los economistas para hacer el seguimiento a un país”, dijo Savastano.

El segundo objetivo es llevar a cabo conversaciones con las autoridades económicas y políticas de Nicaragua, compartir impresiones sobre el desarrollo de la economía mundial, la cual tenemos la perspectiva de que ya se ha estabilizado y que a partir de este 2010 comenzará a crecer, pero de una forma lenta.

A preguntas de los periodistas, Savastano dijo que las metas logradas por Nicaragua --dentro del programa con el FMI-- en el 2009 fueron satisfactorias porque “los indicadores preliminares de los desarrollos económicos del 2010 tienen una tendencia favorable y eso es un punto a favor de la revisión”.

Al ser consultado sobre el planteamiento de extender el programa, el alto funcionario del FMI dijo que todavía es prematuro discutir eso en detalle “y nuestro entendimiento hasta ahora es que el país tiene interés cuando termine este programa, discutir la posibilidad de extensión y el Fondo está encantado de seguir apoyando a este gobierno”.

Lo que dijo el vicepresidente de la República

Morales Carazo al hablar ante los periodistas, dijo que el objeto de la visita del alto funcionario del FMI “es conocer en el terreno el grado de cumplimiento que estamos teniendo dentro del programa y sobre el año pasado se considera que se cumplieron a cabalidad todas las metas impuestas”.

“Incluso tenemos un excedente de reservas monetarias estimadas en unos 150 millones de dólares (…) se va a analizar en qué se utilizan”, dijo el vicemandatario quien recordó que a mediados del año se vence el programa con el FMI.

“Esta es la cuarta revisión que hace el FMI y faltará una antes de que vaya al directorio en octubre”, dijo Morales Carazo, quien precisó que habrá que contemplar en el futuro modificaciones paramétricas y no conceptuales de los parámetros del Seguro Social, revisión de una nueva ley orgánica para el Banco Central y otros aspectos en general.