•  |
  •  |
  • END

El Gobierno no sólo busca extender a un año el programa económico que tiene con el Fondo Monetario Internacional, FMI, que concluye en octubre del 2010, sino también busca paralelamente un nuevo programa.

Aunque no descarta un nuevo programa que arranque si es posible este año. “Eso dependerá de ellos, del Fondo, no de nosotros”, adelantó ayer el presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales.

El funcionario, sin embargo, aclaró que este tema se discutirá hasta la quinta revisión del programa, prevista antes de que concluya el primer semestre del año.

De momento no hay montos adicionales definidos, al respecto, ya que al cambiarse la filosofía del programa a crédito ampliado, que incluyen créditos al cero por ciento, toca, según el funcionario, discutir la nueva filosofía y su aplicación en Nicaragua.

La cuarta revisión
“Estamos viendo en la cuarta revisión la aplicación del artículo cuatro del Fondo”, precisó Rosales.

Este artículo se estableció en enero del 2006 y se tenía que revisar cada dos años, sin embargo “esto no lo hicimos, ni el Fondo ni nosotros, porque se optó por trabajar en el programa de Servicio de Crecimiento y Lucha Contra la Pobreza (el programa con el Fondo), pero ahora llegó el momento de discutir el tema y en eso estamos”, reiteró.

Lo anterior está implicando, de acuerdo con Rosales, una revisión del país en el funcionamiento de sus políticas económicas, monetarias y financieras de mediano y largo plazo.

“Estamos revisando qué sucede con la competitividad; cómo está la situación del régimen monetario: si es necesario mantener la política de deslizamiento del cinco por ciento anual; estamos revisando como está en energía eléctrica, los precios de la energía en comparación con otro países; ¿se ha reducido la desviación tarifaria? Eso es lo que estamos discutiendo con la misión y esto lo hace el Fondo en todos los países tengan o no programa con ellos”, sostuvo el titular del BCN.

Un primer acuerdo
Sin embargo confirmó que el gobierno presentó ya el estudio actuarial del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, al FMI. “Ya hay un primer acuerdo (…) pues se acordó que un experto en pensiones del Fondo venga a analizarlo, a trabajarlo, con el INSS”, dijo Rosales.

Ni los medios de comunicación ni expertos independientes en el tema conocen los resultados del estudio. Rosales recordó que es al INSS al que le corresponde de entrada ponerlo a disposición de los nicaragüenses, no obstante esta institución no ha dado repuesta a la solicitud de hacerlo público.

En relación con la propuesta de la nueva Ley Orgánica del Banco Central, otro requisito que tiene que cumplir el país en el marco del programa con el FMI, Rosales explicó que esperan que la iniciativa la apruebe el Parlamento antes de que concluya la quinta revisión del programa, es decir antes de junio.

“El tema se está dejando para finales de las conversaciones con el FMI y esperamos que la Asamblea Nacional retome pronto la propuesta y la apruebe, ya que la nueva Ley vendrá a fortalecer institucionalmente al Banco y lo pondrá en una mejor posición financiera (entre otras cosas)”, puntualizó el funcionario.

Rosales dijo que los funcionarios concluyeron que los resultados del análisis del año fueron favorables y adelantaron que estiman en el 2010 un crecimiento económico regional entre el 2 y 2.5 % y una inflación promedio regional entre 3.5 y 5.5%.