•  |
  •  |
  • END

En términos extraoficiales EL NUEVO DIARIO conoció que la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, Siboif, está trabajando en una normativa técnica para el segmento de tarjetas de crédito, con lo cual estarían evitando una nueva ley en el sector.

Se supo, en esos términos, que los representantes de la banca nacional son los que están demandado esa disposición a la Siboif, pues con eso imposibilitarían al Estado, a través del Parlamento, intervenir en ese mercado.

“Entendemos que esa normativa saldrá pronto e incluye los elementos que se plantean en la propuesta de la nueva ley del sector en la cual aún trabaja la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto. Elementos como reducción en las tasas de interés y una revisión en los contratos, permitirán una relación más justa y transparente entre emisores y tarjeta habientes”.

Con la normativa no se avanzaría en la iniciativa de la ley que está trabajando la Comisión Económica del Parlamento, comentó la fuente que brindó la información y pidió el anonimato recurriendo a la confidencialidad.

EL NUEVO DIARIO intentó confirmar lo anterior con el titular de la Siboif, Víctor Urcuyo, pero no fue posible localizarlo. Tampoco se logró obtener información con los gerentes de los bancos locales.

El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, diputado Wálmaro Gutiérrez, dijo en relación con el tema que la propuesta de la nueva Ley de Tarjetas de Crédito lleva un avance en un 90 por ciento.

“Veremos que pasa. De momento sólo puedo comentar que nosotros, de cualquier manera, seguimos trabajando en la Ley”, sostuvo.

Expertos con posiciones encontradas
El economista Alejandro Aráuz valoró que con una normativa técnica, en las tarjetas de crédito, los consumidores llevarán las de perder.

“La normativa la puede emitir sin ningún problema la Superintendencia pero no convendría a los consumidores ya que no los protege por la vía jurídica. En la normativa irían recomendaciones que hace la instancia superior del sector, pero no da seguridad jurídica que es lo que se quiere para los tarjetas habientes, ya sea con una reforma a la Ley de Tarjetas de Crédito o con una nueva iniciativa”, explicó el economista.

En tanto el presidente de Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Róger Arteaga, indicó que: “la normativa sería lo más rápido y lo más práctico para resolver los problemas que se enfrentan en el segmento, pero lo más razonable es ir pensando en realizar ajustes en la Ley para evitar el no pago en las tarjetas, ya tenemos una experiencia con las microfinancieras, y lo mejor es ser precavidos ya que se ha caído en mora en las tarjetas por los abusos”.

El experto fiscal René Vallecillo, por su parte, subrayó que la normativa sería lo más viable porque tendría un doble rol: “Uno: protegería al sistema financiero; y dos: evitaría los abusos a los tarjeta habientes, por tanto actuaría con cierto equilibrio entre esos dos intereses encontrados (…) no habría propiamente una intervención en el mercado”. Aparte de eso “sería de obligatorio cumplimiento y evitaría la politización en un problema social que al final cae en populismo”, puntualizó.