Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

Recientemente el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, afirmó que el principal reto de la región centroamericana es alcanzar tasas de crecimiento económico, iguales o superiores, a un 5 por ciento, sin embargo, economistas nicaragüenses plantean que para que Nicaragua salga de problemas, debe tener un crecimiento de su producto, de alrededor de un siete por ciento.

A nivel regional, una meta de crecimiento del cinco por ciento del producto interno bruto por encima de los resultados del año pasado en la economía, permitiría a los países contar con los recursos suficientes para erradicar la pobreza, asegura.

De acuerdo con el presidente del BID, una de las tareas prioritarias para los gobiernos del istmo es mejorar la recaudación tributaria, destacando los ejemplos de El Salvador y Nicaragua, con las recientes reformas fiscales aprobadas.

Moreno hizo la declaración durante el desarrollo de la reciente XXIX Reunión Anual de Gobernadores de Centroamérica y República Dominicana, que culminó ayer en San Salvador, El Salvador.

Según el titular del BID, del encuentro se recogerían insumos sobre la capitalización del BID por parte de los países miembros, examinar los efectos de la crisis y la perspectivas de América Central para 2010, y analizar cómo el banco puede contribuir a retomar la ruta del crecimiento.

Según Moreno, en el 2008 la región creció y mejoraron las cuentas fiscales y disminuyó la pobreza, pero las cosas se complicaron en el 2009 por la crisis, pero se requiere fortalecer las finanzas públicas, apoyar la inversión social para proteger a los sectores más vulnerables y ayudar a la inversión publica en transporte agua y energía. También la región necesita mejorar la competitividad de la empresa privada y fortalecer la integración energética regional con proyectos como el Siepac.

El presidente del BID se mostró optimista de que el banco pueda obtener los recursos que se requieren para apoyar a los países miembros, sin embargo se negó a dar a conocer los montos que están en negociación.

El año pasado, el BID desembolsó 2800 millones de dólares a América Central, una cifra record. Para América Latina y el Caribe, el organismo estima en el 2010 un apoyo financiero de 10,000 millones de dólares.