•  |
  •  |
  • END

El índice de precios al consumidor, IPC, mostró un incremento de 1.46 por ciento en febrero, muy superior al 0.58 por ciento registrado en febrero del año pasado. En enero el IPC inició el año con 0.98 por ciento, con lo que sumado febrero da un acumulado de 2.44 por ciento en los dos meses, según informe del Banco Central de Nicaragua.

Es de destacar que la inflación acumulada entre enero y febrero del año pasado fue de 0.64 por ciento, y en 2008, en esos dos primeros meses el indicador se elevaba a 3.36 por ciento.

Para el economista Alejandro Aráuz, este incremento en el IPC es normal después de una crisis y refleja que la economía empieza a dar indicios de recuperación “aunque no al ritmo esperado”.

Agregó que éste no es un fenómeno que sólo se presenta en Nicaragua, sino que todas las economías lo están experimentando.

La inflación acumulada de Nicaragua al mes de febrero es la más alta de la región, con 2.44 por ciento, seguido de Costa Rica, con 2,32, luego le sigue Guatemala con 1.73 y Honduras con 1.3. La más baja es la de El Salvador, que suma 0.5, según lo reflejan los Bancos centrales de cada país.

Sólo en febrero la inflación de Nicaragua fue de 1.46, la segunda más alta de Latinoamérica, después de la venezolana, que llegó a 1.56, y registra una inflación acumulada de 3.3 por ciento, según lo refleja el BCN. Aráuz sostiene que esto es el reflejo de un repunte en el precio del petróleo y el precio de los alimentos, principalmente de origen agropecuario y las bebidas no alcohólicas.

Según el Banco Central, “este mes (febrero) continuó observándose el giro en el comportamiento de los alimentos, los cuales han mostrado un mayor ritmo al alza, contrario a lo observado en 2009”.

El informe agrega que a este factor se suma el estacional, dado por la compra de materiales escolares, además de la escasez de otros productos alimenticios de origen agrícola, cuyo precio está alto en los principales mercados del país.

Lenta recuperación
Por su parte, el economista Adolfo Acevedo, de la Coordinadora Civil, considera, de acuerdo con el comportamiento del número de afiliados en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, que las perspectivas de crecimiento reflejan una recuperación económica.

“Esta variable, después de crecer a una tasa de variación mensual interanual promedio de 7.5 por ciento entre enero y diciembre de 2008, se desaceleró marcadamente, y su tasa de crecimiento mensual interanual se redujo a un promedio de solo 1.5% en el periodo enero-octubre de 2009”, señala el economista.

Agregó que a partir de noviembre de 2009 se comenzó dar nuevamente una recuperación, “creciendo a una tasa interanual de 4 por ciento, luego crece en 4.2 por ciento en diciembre de 2009, su crecimiento interanual aumenta a 4.7 por ciento en enero de 2010, y en febrero de 2010 alcanza una tasa interanual del 5.5 por ciento”.

Según él, “esto puede interpretarse como un signo de que se ha iniciado la recuperación del empleo formal”, aunque advierte que el desempleo abierto en 2009 alcanzó a 200 mil personas, 60 mil más que en 2008, lo cual será difícil de recuperar este año, “aun si se crearan 60,000 empleos en 2010”.

Acevedo indicó que “en un escenario optimista, esto no llevaría necesariamente el número de desempleados y subempleados de vuelta a sus niveles de 2008, porque al mismo tiempo estaría aumentando la población en edad de trabajar, y la Población Económicamente Activa, PEA”.