•   NUEVA YORK / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Los precios del petróleo subieron a su nivel más alto en un año y medio en Nueva York, llegando a rozar los 87 dólares, en un mercado más optimista sobre la demanda en Estados Unidos, luego de indicadores positivos.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en mayo terminó en 86,62 dólares, en alza de 1,75 dólares en relación al cierre del jueves. En sesión alcanzó 86,90 dólares, su nivel más alto desde el 9 de octubre de 2008.

En el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento, ganó 1,87 dólares a 85,88 dólares.

“Luego del largo feriado del fin de semana, la gente estudia los datos de empleo” y saca conclusiones positivas, comentó Jason Schenker, de Prestige Economics. “Confían en el crecimiento de la economía estadounidense, confían en la mejoría del mercado laboral estadounidense”.

El mercado estuvo cerrado el viernes por el feriado de Semana Santa y los operadores no habían tenido ocasión de reaccionar a los datos mensuales de empleo en Estados Unidos el día de su publicación.

Desempleo reduce demanda de energía

Los datos revelan que la economía del primer país consumidor de oro negro creó 162.000 empleos netos en marzo, cifra que no había registrado en tres años.

Aunque son levemente inferiores a las previsiones de los economistas, “los datos del empleo fueron bien recibidos por el mercado”, observó John Kilduff, de Round Earth Capital. “Una mejoría del mercado laboral significa una mejoría de la demanda de gasolina, es lo que sostiene los precios”, explicó.

La demanda de energía, afectada por dos años de fuerte baja, enfrenta dificultades para recuperarse en Estados Unidos, al igual que en la mayoría de los países desarrollados, pese a la recuperación económica.

Los precios recibieron un nuevo impulso con otro indicador estadounidense difundido en la jornada: el índice ISM de servicios subió más que lo previsto, a 55,4, reflejando una aceleración de la actividad en marzo.