•  |
  •  |

El euro perdió terreno frente al dólar este jueves en Londres, un día después de una nueva reducción de las tasas de interés en Estados Unidos y ante el miedo a una recesión en aquel país, temor que fue en aumento tras la publicación de varios datos económicos negativos.

Hacia las 17H00 GMT, un euro valía 1,4831 dólares frente a los 1,4861 dólares del miércoles por la noche.

La moneda única europea ganó terreno frente al yen y se situó en 158,14 yenes por euro frente a los 157,89 de la víspera.

El jueves hubo varias malas noticias procedentes de Estados Unidos: el gasto de las familias bajó en diciembre y la actividad industrial en Chicago pareció estancarse en enero.

Una semana después de reducir sus tasas de interés en 0,75%, el Banco Central estadounidense, la Fed, volvió a bajar sus tipos en 0,5% el miércoles, lo cual los dejó situados en 3% anual.

Su argumento son las tensiones que persisten en los mercados financieros y los riesgos que pesan en el crecimiento estadounidense pero su decisión tuvo escaso efecto.

En el mercado de cambio, el euro se situó brevemente en torno a los 1,4906 dólares tras la reunión de la Fed pero bajó poco después.

Por su parte, el Banco Central Europeo, que se reúne el 7 de febrero, deberá elegir entre la estabilidad de los precios y el mantenimiento del ritmo económico.

No obstante, todo apunta a que optará por el primero y mantendrá sus tasas en 4%, sobre todo después de que este jueves se supiera que la inflación en la zona euro alcanzó 3,2% en enero, su nivel más alto de los últimos diez años.

Por último, la onza de oro se cambiaba a 923,25 dólares el jueves por la tarde frente los 919 dólares de la víspera.