•   Nueva York / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La Bolsa de Nueva York recobró la tarde de ayer algo de serenidad cerca del cierre, en el que perdió el 3,2%, aunque poco antes los inversores vivieron un cuarto de hora trepidante cuando vieron cómo los mercados perdían más de un 9% como consecuencia de las inquietudes por la situación griega y quizás, de un error humano.

La creciente inquietud en torno a los problemas financieros de Grecia y de la capacidad de otros países europeos para afrontar su deuda, tiene a Wall Street y a los mercados europeos con los nervios a flor de piel, pues ven cómo no cesa de fortalecerse el dólar ante el euro y otras divisas. Por unos minutos volvieron a la mente de los inversores las sesiones más dramáticas de la crisis financiera de 2008.

Los analistas reiteran, en estos días, que los inversores prefieren optar por valores con menos riesgo que los bursátiles y se refugian en otros que consideran más seguros, incluido los bonos del Tesoro estadounidense o el oro.

Con ese panorama, unido a la incertidumbre que genera la convulsión social en Grecia ante el plan de austeridad que debe aplicar para poder acceder a la ayuda internacional, la Bolsa neoyorquina cerró en negativo por tercera sesión consecutiva. El Dow Jones de Industriales perdió el 3,20% (-347,80 puntos) y finalizó en 10.520,32 puntos.

Entre la cuota más alta alcanzada por el Dow en la sesión y la más baja, de 9.869,62 puntos, se dio una diferencia de 1.010,14 puntos, lo que supone el segundo mayor descenso diario registrado por ese índice, al tiempo que en el caso del S&P 500, esa diferencia fue de 101,79 puntos, la tercera más pronunciada de su historia.

Este último índice moderó el descenso a medida que llegaba el cierre y perdió el 3,24% (-37,72 puntos), equivalente a 1.128,15 puntos. El índice compuesto del mercado Nasdaq perdió el 3,44% (-82,65 puntos) hasta las 2.319,64 unidades.

“En el Dow pasamos de caer 400 puntos a más de 800 en cinco minutos, ha sido horrible”, aseguró Art Hogan, Jefe de Mercado de Jefferies & Co. En la jornada en Wall Street, el Dow descendió 700 puntos en quince minutos de sesión, para subir 600 puntos, veinte minutos después.

La cadena financiera CNBC señaló que el desplome podría haber comenzado por error de un broker al ejecutar una orden de venta de acciones, posiblemente de Procter&Gamble, que perdieron de inmediato un 23% de valor. Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,2629 dólares al cierre del mercado bursátil, comparado con 1,2821 dólares el día anterior. “Simplemente se reconoce cada vez más que Grecia no puede atender sus obligaciones crediticias”.

Los disturbios en las calles muestran que la decisión de pagar la deuda no la va a tomar el pueblo alemán, el francés o el suizo, sino el pueblo griego que ya ha decidido que no va a pagarla”, aseguró el estratega Dick Bove a CNBC.

Mohamed El-Erian, Presidente de Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo había alertado en una entrevista, también con ese canal, que se deben tomar “muy seriamente” los acontecimientos en Grecia. “La crisis griega ha pasado de ser de un sólo país a afectar a una región, y ahora se encuentra al borde de convertirse en global”, subrayó El-Elrian.