•  |
  •  |
  • END

La aplicación del bono “Cristiano, Socialista y Solidario”, que ha puesto en apuros al país con el Fondo Monetario Internacional, FMI, es un tema del que no quieren hablar ni profundizar funcionarios vinculados al Gobierno.

El pasado 30 de abril el presidente de la República, Daniel Ortega, anunció la entrega de un bono de 529 córdobas a 120 mil trabajadores del Estado, con bajos salarios. Aunque no lo tipificó como un aumento salarial, pese a que es un incentivo que forma parte del salario ordinario de los trabajadores, y tampoco explicó su mecanismo de entrega.

Al respecto, el presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, indicó a EL NUEVO DIARIO, que la distribución del bono a quien le compete es a la “empresa” que lo entregará.

“Reitero no es al Estado que le compete distribuirlo, por lo tanto no va utilizarse canales estatales para eso, eso le corresponde, entiendo, a la empresa que se encargará de los bonos”, dijo escuetamente, aunque es un asunto que sí abordarán con el FMI.

En está semana el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, dijo a un canal de televisión que el bono iba a aplicarse a través de las estructuras de las empresas Alba. No precisó si los emitirían en efectivo o en cheque.

En ese contexto una de las que tiene sucursales en varios departamentos del país es la cooperativa sandinista de ahorro y crédito Caruna. Sin embargo en Relaciones Públicas de la entidad indicaron que a la fecha no está contemplada la emisión de bonos en la entidad y adelantaron que los funcionarios de Caruna que podían hablar del tema estaban fuera de la capital, que quizás el lunes próximo podían hablar sobre el bono con END.

Wálmaro no tiene información

El diputado sandinista y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, Wálmaro Gutiérrez, al ser consultado sobre la forma y distribución del bono anunciado por el presidente Daniel Ortega, comentó que no tenía “mayor información” sobre el tema.

Pero una vez más celebró la medida. “Este tipo de medida ojalá y se mantenga, y no sólo eso, sino que se incremente porque es una realidad que el salario de los trabajadores especialmente del sector público ha tenido rezagos, así que cualquier alivio en ese sentido, independientemente del mecanismo, es positivo”, manifestó.

Tanto el legislador como el titular del Banco, coincidieron en que siguen las pláticas con el FMI de cara a reanudar las negociaciones en el marco de la cuarta revisión del programa económico. Es decir no hay fecha para reestablecerlas. “Estamos negociando eso, no hay fechas establecidas, pero seguimos trabajando en eso”, puntualizó Rosales.

El bono y la inflación
El titular del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, comentó ayer que en el escenario de que el bono impacte en el alza de los precios, éste implicaría un incremento en la inflación acumulada del año del 0.68 por ciento.

“Pero ese es uno de los escenarios que se podrían dar y dependería de varios factores. Reitero es uno de los escenarios (que han simulado como parte del ejercicio del Banco)”, indicó tras sostener que de darse, el BCN puede sortear ese aumento inflacionario.