•   TAIPEI- TAIWÁN  |
  •  |
  •  |
  • END

El “acercamiento” económico que empujan los gobiernos de la República de China (Taiwán) y China Continental irá más allá del continente asiático, pues su “efecto” alcanzará a los países aliados de ambas naciones.

Así lo dejó entrever el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, a periodistas de Centroamérica y Paraguay en Taipei. El mandatario recordó que con los países centroamericanos tienen relaciones diplomáticas, por lo tanto acuerdos económicos de cooperación.

“Hemos decidido con los líderes de esos países no sólo mantener los proyectos de cooperación económica, sino también de aumentarlos porque ya no hay esa competencia viciosa con China Continental, de manera que se puede dedicar mejor esos recursos a los países aliados”, explicó el presidente taiwanés, quien en los últimos años ha visitado durante cinco ocasiones Centroamérica y Paraguay.

Ma Ying-jeou, incluso, mencionó que se comunica “a menudo”, vía telefónica, con los mandatarios de las cuatro naciones centroamericanas con las que tienen relaciones diplomáticas. “Así que la promesa de apoyo se mantiene, sigue allí y sólo es para mejorar, sólo es para aumentar no es posible que se reduzca”, insistió el gobernante.

Junio es clave

La última encuesta, a nivel popular, sobre el acercamiento con China Continental indica que el 90 por ciento de los taiwaneses quiere mantenerlo. Un 70 por ciento considera que ese contacto ayudará a mantener la estabilidad y la paz; y un 60 por ciento valora que permitirá el desarrollo de Taiwán en Asia y en el resto del mundo.

El director de la Oficina para Asuntos con China Continental, Jeffrey Chen, adelantó que las asociaciones conformadas por empresarios y funcionarios de ambos gobiernos prevén materializar el quinto diálogo en los que se abordarán dos temas: el Acuerdo marco de Cooperación Económica, ECFA en inglés, y el derecho de propiedad intelectual.

Chen apuntó que con el ECFA buscan eliminar las barreras arancelarias con China Continental. Aparte de eso “pretendemos que Taiwán no sea marginada en términos de integración. Consideramos que con ese acuerdo otros países tendrán más voluntad y más interés de tener acuerdos comerciales con Taiwán”, valoró.

En ese contexto Taiwán apunta a Japón y a los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, entre otros.

Por su parte China Continental, con el acuerdo en marcha, tendrá más tiempo para resolver sus asuntos internos y generar confianza en el mundo. “Taiwán no es un problema y no queremos que nos vean como un problema. Nosotros queremos la paz, la estabilidad y el bienestar de nuestro pueblo”, recalcó el funcionario.

Aunque aclaró que el tema político se está dejando a un segundo plano. “En lo económico queremos avanzar, todo es un proceso”, recalcó. Anualmente la República de China (Taiwán) y China Continental intercambian al menos 100 productos, entre estos industriales. Paralelo a ese proceso camina el intercambio cultural y turístico.