•   Nueva York / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El barril de crudo de Texas se depreció ayer el 2,07 por ciento y concluyó a 68,75 dólares el barril, en una sesión marcada por el ánimo vendedor en los mercados bursátiles y en la que el dólar siguió avanzando frente al euro.

Al cierre de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas para julio, los más negociados, restaron 1,46 dólares al precio del lunes mientras el dólar subía ante el euro, que se cambiaba a 1,2316 dólares, frente a los 1,2380 del lunes.

La revalorización de la divisa estadounidense suele empujar a la baja a los contratos de petróleo, que, al negociarse, como otras materias primas, en dólares, resultan más desfavorables si se cierran con el “billete verde” fortalecido.

El dólar parecía ayer el más beneficiado de la situación de inquietud que se vivía en Wall Street, y que ya había hecho que los mercados asiáticos y europeos cerraran con pérdidas generalizadas, debido a las dudas sobre la solvencia de la eurozona y también después de que se intensificara la tensión en Asia entre Corea del Norte y del Sur.

Los contratos de gasolina con entrega en junio perdieron cuatro centavos respecto al precio de cierre del lunes y acabaron a 1,93 dólares por galón (3,78 litros), mientras que los de gasóleo, también de entrega para ese mes, restaron dos centavos y cerraron a 1,87 dólares el galón.

Los contratos de gas natural para ese mismo mes cerraron a 4,05 dólares por cada mil pies cúbicos, cuatro centavos más caros que en la primera jornada de la semana.

El descenso del crudo y sus derivados también se producía a la espera de que el Departamento de Energía de Estados Unidos divulgue mañana el estado de sus reservas, unas existencias que, según algunos analistas, podrían haber aumentado, algo que suele indicar que la recuperación de la demanda energética aún está lejos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus