•  |
  •  |
  • END

La bacteria de la naranja, conocida como Dragón Amarillo o huanglongbing no ha sido erradicado aún de la zona de Puerto Cabezas, donde se mantiene aíslada, en una zona con pequeñas plantaciones de patio del cítrico, se conoció extraoficialmente.

El mal que causó alarma a partir de febrero 2010, fue detectado en una pequeña propiedad en Puerto Cabezas y fue aíslado por las autoridades sanitarias del Ministerio Agropecuario y Forestal, entidad que aún no ha informado del avance en el combate de la enfermedad que ataca a los cítricos.

La alarma fue mayor en Costa Rica, país que tiene extensos naranjales cerca de la frontera con Nicaragua, principalmente en la localidad de Los Chiles, donde las autoridades del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) tocó más de 400 puntos de inspección, señalando que aún se encuentra libre del mal.

El dragón amarillo es una amenaza inminente para las plantaciones de cítricos en el país, especialmente para las 27.000 hectáreas cultivadas con naranja. La producción se destina a la exportación de jugo, lo que genera poco más de 61 millones de dólares anuales.

El mal que llegó en febrero a Nicaragua, se propagó desde Florida, Estados Unidos, hacia el sur por la zona Caribe de Centroamérica, entrando a Honduras y luego a territorio nicaragüense. La bacteria causa una maduración irregular en los frutos y su posterior caída, y lleva irremediablemente a destruir los árboles.

Mal está aíslado

El mal, en tanto, permanece aíslado en un sector de puerto Cabezas, Nicaragua, de acuerdo con los datos en poder del SFE.

La plaga del “dragón amarillo” se traslada de árbol a árbol, por lo cual un contingente de técnicos fue a la zona para conocer la magnitud del nuevo flagelo que los acecha y para aíslar los vectores y combatirlos con enemigos naturales de la zona.

De hecho el aíslamiento se comenzó a hacer inspeccionando árbol por árbol para crear un cerco fitosanitario, para que la enfermedad no se propague en el territorio nacional hacia las zonas vecinas o al resto del territorio nacional.

El “dragón amarillo” se detectó en República Dominicana a finales de 2008, en Belice en mayo de 2009, en Yucatán, México, en junio de 2009, en Honduras en noviembre de 2009 y en Nicaragua en febrero de este año.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus