•   Santiago de Chile / www.americaeconomia.com  |
  •  |
  •  |

El Banco Mundial (BM) pronosticó que América Latina y El Caribe registrará un crecimiento promedio de 4,5% durante 2010, una fuerte corrección al alza frente al 3,1% que el organismo había proyectado en enero pasado. De acuerdo a informe de la entidad, el porcentaje de expansión se encuentra por sobre el 3,3% que la entidad proyectó como crecimiento global para este año, cifra que se compara con el 2,7% previsto a comienzos de año.

Según el Banco Mundial, la economía de la región experimentará una expansión de 4,1% en 2011 y de 4,2% en 2012. En tanto, prevé una expansión de 3,3% para todo el planeta el próximo año. El organismo dijo que la economía de América Latina se ha visto favorecida este año por un limitado repunte en el precio de los commodities (productos no tradicionales), una fuerte demanda de exportaciones y la reactivación del ciclo de las existencias. Sin embargo, advirtió que existe un riesgo de sobrecalentamiento de las economías de la región.

Brasil y Perú, al frente
El organismo dijo que la expansión de este año será liderada a nivel regional por Brasil, con 6,4%, Perú, con 6,1%, y Paraguay, 5,1%. El banco, en su informe, destacó que Brasil sorteó con relativo éxito la crisis financiera, debido "a políticas macroeconómicas expansionistas fueron capaces de estimular la demanda interna, contribuyendo a la rápida disminución de la capacidad de reserva y restricción de los mercados de trabajo".

El documento agregó que en el caso peruano el alza se explica por un fuerte apoyo en el precio de los commoditties, además de una "robusta actividad en el sector de la construcción, la política monetaria y del crédito de apoyo sólido”. No obstante, el crecimiento será mucho más débil que el 9,8% de crecimiento registrado en 2008.

Sin embargo, el organismo advirtió que precisamente estos países enfrentan riesgos de un sobrecalentamiento de su economía, como lo demuestra la aceleración de la inflación. Repunte argentino y terremoto chileno. En un segundo nivel, con tasas de crecimiento en torno al 4%, se encuentran Argentina (4,8%), Uruguay (4,6%), Panamá (4,5%), México (4,3%), Chile (4,2%), y República Dominicana (4%).

El informe resaltó que la expansión mexicana será impulsada por una fuerte recuperación del sector exportador, en el sector de automóviles y aparatos electrónicos, así como una recuperación del consumo privado. En el caso de Argentina, en tanto, destacó que la recuperación se explica por la fuerte demanda de Brasil, que ha dado un nuevo impulso al sector industrial, así como las políticas monetarias y fiscales relajadas. La normalización de la producción agrícola después de la sequía 2008/09 también apoyará el crecimiento, precisó el informe.

Impacto negativo en Chile
Para Chile, el organismo proyectó un crecimiento menor al esperado a comienzos de año, como consecuencia del terremoto de febrero pasado. En el corto plazo, los efectos del desastre se compensarán con el consumo asociado a los esfuerzos de reconstrucción, dijo el organismo, aunque en la primera parte del año la expansión será uno o dos puntos inferior a lo previsto.

"Desde la segunda mitad del año en adelante, el impacto positivo del crecimiento de la actividad de reconstrucción a gran escala debe predominar y el crecimiento debe ser alrededor de 4,2% para el año en su conjunto, en comparación con el 4,7% proyectada antes del terremoto”, señala el informe.

El documento también advirtió que el PIB potencial se ha visto negativamente afectado dada la magnitud de la destrucción de la capacidad productiva, en particular de base industrial. Según las estimaciones del banco central chileno, hubo una pérdida de 3% del stock de capital neto, lo que implica un potencial impacto negativo del PIB de entre 1 y 1,5%.

Venezuela y Haití, al fondo
Con crecimientos entre 2% y 3% se encuentran Costa Rica (3,8%), Guyana (3,5%), Colombia (2,8%), Ecuador (2,2%), Honduras (2,1%), San Vicente y las Granadinas (2,1%), Guatemala (2,0%). En tanto, con tasas sobre un punto se encuentran Dominica (1,9%), Belice (1,7%), Nicaragua (1,7%), El Salvador (1,2%), Santa Lucía (1,1%) y Jamaica (0,3%).

Según el informe, los únicos países de la región que registrarán tasas negativas de crecimiento serán Haití (-8,5%) y Venezuela (-2,9%). El organismo sostuvo que el sector no petrolero venezolano de bienes transables seguirá sufriendo por la "sobrevaluación de la moneda", por una baja en productividad en el sector no transable de la economía. Además, dijo que el racionamiento eléctrico y de agua, "la desaceleración del crecimiento del crédito y la hostil combinación de políticas continúan socavando el crecimiento".