•  |
  •  |
  • END

Guatemala restablecerá el acceso de carne y lácteos nicaragüenses a su territorio, después que los paralizó desde enero pasado, estableciendo barreras arancelarias y fitosanitarias que perjudicaban principalmente a cinco empresas nicaragüenses exportadoras de carne y a la firma lechera Centrolac.

De acuerdo con la información oficial, la misión encabezada por el Ministro de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano, logró, después de aintensas conversaciones con las autoridades de economía de Guatemala, que el gobierno de ese país se comprometiera a abrir las fronteras a los productos nicaragüenses aludidos.

Guatemala ya había certificado a cinco empresas exportadoras de carne, entre ellas Masesa, San Martín, Nova Terra y Nuevo Carnic, además de Centrolac como procesadora de leche. El gobierno guatemalteco se comprometió a emitir dos certificaciones sanitarias más a empresas industriales nicaragüenses, en los próximos días. Estas empresas son La Vaquita e Igosa.

Solórzano explicó que luego de la reunión del Consejo de Ministros de Economía del área, la semana pasada, y amparándose en el mecanismo de solución de controversias comerciales entre Centroamérica, y en el reglamento Centroamericano sobre Medidas y Procedimientos Sanitarios y Fitosanitarios, Nicaragua llamó a consulta al ministro de economía guatemalteco para tratar el asunto de las trabas puestas a los productos de origen ganadero, enviados a aquel país.

Según la información, después de las conversaciones entre ambos ministros, se acordó que se normalizarían, a partir de ese preciso momento, las exportaciones de carne y de leche, productos a los que los ministerios de Agricultura, Ganadería y Alimentación, y de Salud Pública de Guatemala, habían impuesto restricciones.

Pérdidas para empresas nicas

Las trabas arancelarias y fitosanitarias puestas por Guatemala a los productos alimenticios nicaragüenses generaron pérdidas a las empresas de Nicaragua, por orden de los dos millones de dólares en el primer semestre de 2009 y de 150 mil dólares entre enero y junio de este año.

Guatemala y El Salvador son dos de los principales mercados de quesos artesanales, leche y carne nicaragüenses, con compras superiores a 100 millones de dólares anualmente. En ese sentido Solórzano habría dicho que las diferencias, en cuanto a las exportaciones de carne de origen nicaragüense a ese país centroamericano, quedan saldadas.

Por otra parte, se acordó que los procedimientos de inspecciones a los embarques se harán de conformidad a los artículos 4 y 13 del Reglamento Centroamericano sobre Medidas y Procedimientos Sanitarios y Fitosanitarios, los cuales estipulan que “los controles no podrán ser obstaculizadores del libre comercio” y que las instancias gubernamentales correspondientes velarán porque esto se cumpla.

El ministro Solórzano aseguró que, a la par de este acuerdo entre Nicaragua y Guatemala, el Consejo de Ministros de Integración Económica de Centroamérica emitió un llamado a las instancias correspondientes de los gobiernos del área “para que no establezcan procedimientos que limiten el libre comercio”.