•  |
  •  |
  • END

Tres leyes ya aprobadas y seis que esperan en la tubería de la Asamblea Nacional conformarían el entramado jurídico, que la pequeña y mediana empresa nacional requiere para desarrollar todo el potencial que tiene dentro de la economía nacional, contexto en el que este sector ya tiene un peso sumamente importante, por ejemplo el generar el 87 por ciento del empleo nacional.

Al respecto, Gilberto Alcócer, Presidente del Consejo Nicaragüense de la Mediana, Pequeña y Micro Empresa, Conimipyme, sostiene que el sector tiene bien claro el rol y el nivel de incidencia que juega dentro de la economía nacional, del alto aporte que realiza y cómo ha servido de colchón contra las crisis económicas.

Alcócer mantiene que el nivel de empleo que aportan las Mipymes a la economía tiene un impacto sumamente fuerte, y eso es muy importante para toda sociedad y gobierno, porque le da tranquilidad en términos de sus políticas globales.

Sin embargo, destaca que hay una brecha que cubrir con el gobierno en términos de que los diferentes funcionarios relacionados con Mipymes se apropien de la importancia que tiene le sector. Esto tiene que ver con la creación y promoción de políticas públicas claras para el desarrollo de las Mipymes.

Alcócer destacó que solamente “hemos logrado que se aprueben tres leyes para las Mipymes, sin embargo tenemos seis proyectos de ley en la Asamblea Nacional, entre ellos: la Ley de Fideicomiso, Ley de Garantías Recíprocas, Ley de Factura Cambiaria, Ley de Arrendamiento Financiero, Ley de Compras en el Estado. Además de eso hay tres aprobadas.

Este grupo de leyes, es el que le dará el sustento jurídico para el desarrollo del sector, porque le dotará de suficientes herramientas, pero señaló que otro problema es la actitud de algunos funcionarios, que pese a que se aprueban leyes, actúan con pasividad y no se ponen en práctica.

Ley linda para Mipymes

La ley de sociedades y garantías recíprocas es lindísima para las Mipymes, no se ha logrado que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio cree el órgano rector de ese sistema, que estaría compuesto por un miembro del Mific, un miembro del Banco Central y uno de la Superintendencia de Bancos, pese a que la ley mandó que inmediatamente que se reglamentara, se creara el organismo rector y eso tiene ya más de un año.

Por otro lado, el Consejo Nacional de las Mipymes, que se creó con la ley Mipymes, pese a que ya se juramentaron a los miembros del Conamipyme, todavía no ha sido puesto a funcionar. Desde ese espacio público privado es donde se deben promover las estratégicas globales para el desarrollo de las Mipymes, las políticas públicas y proyectos que apoyen al sector.

Entre tanto, Leonardo Torres: Primer vicepresidente del Consejo Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa, Conimipyme, reconoce que la situación de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, no es fácil, pese al destacado peso que ocupa dentro de la economía nacional y a que las cifras del Banco Central hablan de crecimiento de la economía nacional, eso aparentemente no se refleja hacia el pequeño sector empresarial.

Torres destaca que indudablemente hay un crecimiento económico, las cifras lo dicen así, pero aún la pequeña y mediana empresa se encuentra atomizada y, pese a ello, el mayor empleo del país lo crea este sector.

Reclamó que se vea más clara la acción del Instituto Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Empresa, Inpyme, para permitir un mayor crecimiento, una mayor capacidad productiva de las Mipymes, pero eso está muy lento, pese a que han sido aprobadas tres leyes que benefician al sector, pero no están siendo aplicadas
Por otra parte, destacó el papel del crédito en el desarrollo del sector y aunque recordó que existen dos mil millones de córdobas en el Banco Produzcamos, aún no hay capacidad de ofertar esos recursos a las Pymes.

En materia de estímulos reclamó que el año pasado fueron aprobados 130 millones de dólares en incentivos turísticos, pero la gran mayoría fue a la gran empresa, y la pequeña no se benefició debido a que el techo de inversión que facilita el acceso a esos estímulos turísticos es aún demasiado alto, 50 mil dólares.