•   Washington, 16 jun / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El capital extranjero seguirá entrando en América Latina pese a la crisis europea, que en lugar de deprimir el flujo podría estimularlo aún más, pues los inversores ven la región como un buen lugar para invertir, según dijo hoy un grupo de expertos.

Los analistas, reunidos en el llamado Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros, constataron que la entrada de capital ha recuperado niveles cercanos a los registrados antes de la crisis financiera, y que su tendencia es subir todavía más. La región “es vista como uno de los lugares bastante promisorios para invertir recursos”, dijo en una rueda de prensa el ex presidente del Banco Central de Chile Roberto Zahler.

La crisis de deuda en Europa ha elevado la aversión al riesgo en los mercados, lo que en el pasado se ha traducido con una salida de capital de América Latina hacia sitios considerados más seguros. Sin embargo, en esta ocasión, el riesgo país de algunas naciones de la región es menor que el de ciertos países europeos, apuntó el Comité.

España, uno de los grandes inversores en América Latina, es uno de los países con más problemas, pero Pablo Guidotti, ex viceministro de Finanzas de Argentina minimizó el impacto de esas dificultades en la región.

Guidotti, que es actualmente profesor de la Universidad Torcuato di Tella, dijo que los grandes bancos españoles están ganando más en América Latina que en otros mercados, por lo que lo lógico es que amplíen sus operaciones allí y las reduzcan en otras regiones.

El banco Santander, el mayor banco español por capitalización bursátil, prevé ganar más en Brasil que en España este año, por ejemplo. La semana pasada esa entidad anunció que invertirá 450 millones de reales (unos 246 millones de dólares) en la construcción de un polo de tecnología en el estado de Sao Paulo.

Otros inversores también se verán atraídos a la región, dado que en América Latina los bancos centrales han comenzado a subir las tasas de interés, mientras que en los países avanzados siguen bajas, y que el crecimiento económico en la zona es robusto, según los expertos.

Cuidado con las burbujas financieras

Ese influjo ofrece la posibilidad de una mayor inversión y más crecimiento económico, pero también tiene sus inconvenientes. El Comité alertó de que grandes entradas de capital inducen a una rápida expansión del crédito y pueden inflar burbujas en los precios de las acciones o la vivienda.

Una señal de peligro será “si el sector privado se endeuda muy fuertemente y los recursos no van a infraestructuras o reformas del sistema productivo, sino en desperdicio”, dijo Lilian Rojas-Suárez, presidenta del Comité y ex economista jefe para América Latina de Deutsche Bank.

El grupo de expertos recomendó a los bancos centrales que exijan a la banca mantener provisiones adicionales durante la época de vacas gordas para darles un colchón de capital que les ayude en tiempos de necesidad, como hizo el Banco de España antes de la crisis. Otra opción para aminorar los flujos de dinero es imponer controles de capital, pero en este ámbito el Comité se mostró ambiguo.

Rojas-Suárez dijo que el grupo está a favor de la aplicación de un impuesto a la entrada de dinero extranjero en el corto plazo, al estilo de lo que hizo Chile en los 90, pero está en contra de “medidas administrativas, desordenadas”, que no definen claramente el tipo de capital sujeto a las restricciones. Brasil ha introducido un impuesto sobre la inversión extranjera, pero el Comité no se manifestó sobre la idoneidad de esa medida.

Los pronósticos positivos del grupo respecto a América Latina se basan en la suposición de que aunque es profunda, la crisis europea será controlada por las autoridades y que el Banco Central Europeo (BCE), los gobiernos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantendrán la liquidez del sistema financiero.

Si esto no es así y el sector bancario sufre un golpe similar al de la caída del banco de inversión Lehman Brothers a finales de 2008, el futuro económico de América Latina será muy diferente.