Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK/AFP
Los precios del barril de crudo bajaron netamente este martes en Nueva York, perdiendo casi dos dólares, afectados por la contracción de la actividad en el sector servicios de Estados Unidos, que refuerza la hipótesis de una recesión económica y una consecuente caída de la demanda energética.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en marzo terminó en 88,41 dólares, en baja de 1,61 dólar en relación al lunes.

"El mercado está bajo presión a causa de las débiles cifras del índice ISM (...) que indican que los problemas económicos se extienden y que la demanda energética será afectada", explicó John Kilduff, analista del gabinete MF Global.

En enero, el índice ISM que mide la actividad en los servicios bajó a 41,9%, pasando la barra de 50% (señal de contracción de la actividad en el sector) por primera vez desde marzo de 2003, reavivando los temores de una recesión económica en Estados Unidos.

Temen limitación en demanda de crudo
El sector de servicios representa cerca de cuatro quintos de la actividad económica en Estados Unidos, primer consumidor mundial de energía.

Una desaceleración del crecimiento estadounidense implica una limitación de la demanda de oro negro, subrayan los analistas. La explosión del consumo de energía ante una oferta considerada limitada, había favorecido la disparada de los precios del crudo hasta su récord histórico de 100,09 dólares el barril el 3 de enero.

"Ante las sombrías perspectivas de la demanda, será difícil evitar un descenso de los precios hacia una zona de consolidación", que se sitúa cerca de los 80 dólares el barril, adelantó Kilduff.

En vísperas de la publicación del informe semanal del departamento de Energía estadounidense, los mercados petroleros comenzaron a integrar también una cuarta alza consecutiva de las reservas de crudo en Estados Unidos la semana pasada.