Amparo Aguilera
  • |
  • |
  • END

Es “falso” por ahora, pero “barajan” la posibilidad. Ayer, el líder del Movimiento del Norte, conocido como Movimiento del No Pago, Omar Vílchez, afirmó que por el momento no tienen “oficialmente” negociaciones con el Gobierno de cara a que este asuma la cartera de deudores de la agrupación.

Sin embargo, adelantó que en agosto próximo esperan presentar esa propuesta ante el presidente de la República, Daniel Ortega. “Estamos tomándole la palabra a las microfinancieras. Éstas ya han dicho que el Gobierno debería asumir la deuda, y se lo han propuesto, así que estamos retomando eso, planteó Vílchez.

De concretarse lo anterior, de acuerdo con el líder sandinista, el Gobierno asumiría sólo 10 millones de dólares y no los 15 ó 16 millones que refiere la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif.

Según Vílchez, una vez que el Gobierno asuma los créditos descritos, comenzarían a negociar con éste un pago con una tasa de interés, como techo máximo, del 12% y no del 16, como establece la Ley de Adeudos.

Asomif no se opone

Al ser consultado sobre la propuesta, el director ejecutivo de Asomif, Alfredo Alaniz, subrayó que “están dispuestos” a hacer trato con el Ejecutivo. “Si es viable o no, habría que preguntárselo al Gobierno. Pero nosotros no tendríamos problemas con que el Gobierno asuma la deuda del No Pago, con todo lo que implica (intereses corrientes y moratorios)”, aclaró Alaniz.

Entre tanto, el experto René Vallecillo apuntó que en términos presupuestarios no es viable la propuesta del No Pago. “El Gobierno no podría asumir esa deuda porque no hay fondos en el presupuesto. No hay una holgura que permita tomar ese tipo de decisiones”, sostuvo.

Así que “sólo quedan los fondos Alba que se usan de forma discrecional. Allí sí hay suficientes fondos para eso. De manera que va a depender de la voluntad política para atender la demanda del Movimiento. Aunque veo inconsistente el hecho de que quieran que el Gobierno sólo asuma el principal de la deuda y no los intereses corrientes y moratorios”, advirtió.

“Al no asumirlos, habría pérdidas patrimoniales y obligaría a la Superintendencia de Bancos, en el caso de los bancos, a establecer reservas o provisiones, y eso afectaría la solvencia financiera de la banca nacional y eso no es favorable para el país”, añadió.

Vuelven a “concentrarse”

El líder del Movimiento del Norte, conocido como Movimiento del No Pago, Omar Vílchez, adelantó que mañana se reunirán todos los coordinadores de la agrupación en Managua.

“Vamos a hablar de la propuesta que haremos al presidente Daniel Ortega, y vamos a abordar la aprobación del Recurso de Amparo del Tribunal de Apelaciones de Juigalpa. Nosotros emitimos ese recurso contra la normativa de la Ley de Adeudos que emitió la Superintendencia de Bancos, y el Tribunal falló a nuestro favor”, comentó.